Agronews Castilla y León

UPA Castilla y León ha respaldado hoy, 18 de octubre, la campaña `Buenos días con pan´ que ha tenido lugar en nuestra región, y que sirve para poner en valor los efectos positivos del consumo de pan desde el punto de vista nutricional y saludable.

Comparte la organización agraria el objetivo de dar a conocer a los niños y al resto de la sociedad castellanoleonesa la importancia del consumo de este producto como parte fundamental e imprescindible de la dieta mediterránea.

Esta apuesta por una alimentación sana, variada y equilibrada es uno de los objetivos que debemos impulsar también desde las organizaciones agrarias, valorizando el papel fundamental que desempeñan los productores en el primer eslabón de la cadena alimentaria, poniendo a disposición de la industria una excelente materia prima dotada de los más estrictos estándares de calidad.

UPA recuerda que la harina de trigo es la más extendida para la elaboración de pan, pero existen numerosos subtipos dependiendo principalmente de su contenido en proteínas, fibra, vitaminas  y otra serie de propiedades. De hecho, actualmente existe una tendencia creciente de elaborar el pan y sus derivados con harina de cereales como avena y centeno, entre otros.

El sector de los cereales es muy importante en Castilla y León, y como tal somos `el granero de España´. UPA ha reiterado en infinidad de ocasiones ante la Junta de Castilla y León que de cara al presente y futuro del agro regional debe  fortalecerse  el sector de los cereales. Castilla y León cuenta con dos millones de hectáreas que representan el 33% de la superficie y el 35 % de la producción de cereales, además es la principal productora de trigo blando, cebada y centeno.

Según datos oficiales, en Castilla y León los cereales constituyen la principal producción agraria, con un valor de unos 1.200 millones de euros, el 22 % de la producción agraria y el 48% de la producción agrícola.

Por este motivo, UPA Castilla y León considera clave trabajar sobre las mejores variedades resistentes y que se adapten al cambio climático donde la sequía y el adelantamiento de las producciones serán un hecho en nuestra comunidad autónoma.

La digitalización, la investigación y la innovación son claves en el presente y futuro, y por eso UPA considera que los agricultores de Castilla y León deben estar preparados para reforzar la productividad y responder a las variedades más demandadas por la industria de transformación.

Tags: 

Sección: