Agronews Castilla y León

 

  • “Azucarera no tiene ninguna intención de cumplir la Ley de la cadena en sus contratos con los agricultores, y por eso la hemos denunciado”, explica UPA.

La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA) ha presentado hoy, 21 de mayo, su primera denuncia ante la Agencia AICA –el organismo gubernamental que debe velar por el buen funcionamiento de la cadena agroalimentaria– tras la modificación de la Ley que se produjo tras las movilizaciones de los ‘Agricultores al límite’.

La organización de agricultores asegura que los contratos que la compañía Azucarera está ofreciendo a los productores de remolacha no cumplen con las condiciones que la nueva Ley determina. UPA ha explicado que se puso en contacto con esta compañía para hacerles ver el incumplimiento, “pero su respuesta fue ignorarnos”, han señalado.

Azucarera, propiedad del conglomerado británico ABF –dueño también del gigante textil Primark– está manteniendo la misma política de contractualización que en años anteriores, a pesar del cambio legislativo que protege a los agricultores y que determina claramente que se deben tener en cuenta los costes de producción para que ningún eslabón venda por debajo de lo que cuesta producir.

Sin embargo, en los contratos que Azucarera está planteando a los agricultores, en ningún caso se tiene en cuenta ningún factor ligado a los costes de producción, y se sigue haciendo referencia a subvenciones que, en su opinión, justifican la rentabilidad del cultivo.

“La Ley de la cadena es ahora más firme en su protección a los productores, pero debe aplicarse con firmeza. La AICA debe actuar y sancionar a esta empresa y a todas las que incumplan”, han señalado desde UPA. “Los precios deben formarse de abajo hacia arriba, y no al revés, y con justicia”.

UPA asegura que no va a dejar pasar la oportunidad que brinda esta Ley a los agricultores y ganaderos. Por desgracia, esta denuncia es la primera de muchas que llegarán. “Todo el que abuse de los agricultores y ganaderos e incumpla la Ley, que no dude de que será denunciado. No vamos a permitir esta falta de equilibrio en las relaciones comerciales”.

AZUCARERA RESPONDE

La respuesta de Azucarera no se ha hecho esperar, asegurando que cumple "escrupulosamente" con la citada Ley.

Así aseguran que su oferta está basada en un precio base más un complemento vinculado a la evolución del precio del azúcar, que está calculado para garantizar al agricultor medio la recuperación de sus costes de producción de remolacha con independencia de la evolución de los precios del azúcar. Además, Azucarera comparte con los agricultores el retorno obtenido por la venta del azúcar a partir del umbral de recuperación de costes fijos de la industria marcado como referencia por la Comisión Europea.  Finalmente, Azucarera ofrece a los agricultores la posibilidad de firmar contratos de integración en los que coparte labores, riesgos e ingresos, adaptándose por tanto a las necesidades de los agricultores

Por ello, cabe recordar, afirman desde la empresa, que la oferta es rentable y además incluye servicios que ayudan a los agricultores a mejorar sus producciones. "Así lo demuestra que un número importante de agricultores sigan sembrando remolacha con nosotros", concluyen.

Sección: