José Ignacio Falces Yoldi - Agronews CyL

 

  • La organización agraria vuelve a reclamar a la Comisión Europea que se activen para esta campaña medidas como la destilación de crisis o la cosecha en verde para aliviar la situación que viven los viticultores españoles

El recientemente reelegido secretario general de la Unión de Pequeños Agricultores, Lorenzo Ramos, ha comparecido hoy, 27 de abril, en una rueda de prensa para alertar de la situación dramática que viven los viticultores españoles y exigir medidas de apoyo “excepcionales” para una situación “excepcional”.

Ramos ha recordado que este sector en su conjunto, pero muy especialmente los agricultores que se dedican a él, son los que más están sufriendo las consecuencias de la pandemia con el canal HORECA cerrado o funcionando parcialmente y sin que existan turismo como tal. “No soy capaz de entender la falta de sensibilidad que está demostrando la Comisión Europeo con este sector, cuando se han realizado peticiones de ayudas desde 16 países, desde todas las organizaciones agrarias a través del COPA – COGECA, del comité mixto formado por Francia, Italia y España o la Interprofesional del Vino de España”, lamentaba el máximo responsable de UPA, sin olvidar la responsabilidad que tienen tanto el Ministerio de Agricultura como de las Comunidades Autónomas que deben apoyar estas peticiones.

“Ya sólo nos queda salir a la calle”, concluía Lorenzo Ramos, “buscando la unidad de acción como hemos hecho en otros sectores”

Por su parte, José Manuel Delgado, técnico del vino de la Unión de Pequeños Agricultores, que se ha mostrado muy escéptico ante la posibilidad de que la Comisión ponga en marcha una serie de medidas excepcionales, fuera del presupuesto ordinario, señalaba que ya es la segunda campaña de crisis del sector y que no se entiende que mientras Francia o Italia han articulado algún tipo de apoyos en España no se haya activado ninguno para los viticultores, “la parte más débil de la cadena y los que más está sufriendo esta crisis”.

Delgado aportó algunos datos que dejan clara la complicada situación que vive el sector. “El consumo anual ha caído de los 11 millones de litros a los 9, lo que supone un descenso del 17%. Es cierto que el canal de la alimentación ha subido su cuota de consumo en un millón de hectolitros, pero en el HORECA la caída se sitúa entre los 3/4 millones de hectolitros menos. En la actualidad tenemos en las bodegas unos stocks de 6,5 millones de hectolitros más que en las mismas fechas de 2020, con una vendimia última que supera los 46,7 millones de hectolitros, un 24% superior a la previa… con la cotización del vino, ya sea blanco o tinto cayendo un 25% en relación a la media de los últimos cinco años…algo que ya advertimos desde UPA en plena vendimia cuando los precios al viticultor cayeron en una cifra similar”, concluía

“Medidas como la destilación de crisis o la vendimia en verde…debe activarse por parte de la Comisión Europea de forma excepcional apara aliviar la situación de los viticultores”, reclamaba José Manuel Delegado, técnico del sector del vino de UPA.

Sección: