Agronews Castilla y León

 Los consumidores españoles están pagando un 35% más por el pollo que hace pocos meses. Sin embargo los granjeros, que cuidan y alimentan a los pollos, no están percibiendo apenas nada de ese incremento, por lo que su rentabilidad se ha desplomado, haciendo inviable la supervivencia de las granjas.

La situación es tan crítica, según explican desde UPA, que en octubre podríamos enfrentarnos incluso a desabastecimiento de pollo a nivel nacional, ante la imposibilidad de hacer frente a los gastos de las granjas, que en estos días de ola de calor se disparan aún más por la necesidad de refrigerar las granjas para mantener el bienestar de los animales. Según explica UPA, los granjeros están solicitando créditos para hacer frente a sus gastos.

Pérdidas millonarias

Cálculos de UPA sitúan las pérdidas de los granjeros en 32 millones de euros, debido a que en estos momentos sus costes superan lo que las integradoras les pagan. Por pollo están perdiendo entre 0,13 y 0,15 euros. De no corregirse la situación, las pérdidas podrían rozar los 75 millones a final de año. La ayuda que ha articulado el MAPA es de 10 millones de euros, por lo que es apenas “un parche” para una crisis que es de enorme dimensión.

UPA se ha reunido esta semana con los dirigentes de la patronal avícola y les ha exigido algo sencillo: que cumplan la Ley de la Cadena Alimentaria y cubran los costes de producción de los granjeros. “Un granjero no puede cobrar por un pollo menos de 0,55 o 0,60 euros.”, sentencian.

Lorenzo Ramos ha lanzado también un mensaje a ENESA y a Agroseguro para que pongan al día la línea de seguros de avicultura. “El seguro es extremadamente caro y los granjeros tienen serias dificultades para contratarla. No tiene sentido que una línea de seguros sea imposible de contratar”.

Tags: 

Sección: