Rebeca Adalia - Agronews CyL

 

  • El secretario general de UPA en Castilla y León, Aurelio González, destaca la importancia de la figura del agricultor genuino y pide que los productos de otros países cumplan las mismas exigencias medioambientales que los nacionales

El acuerdo sobre la reforma de la Política Agraria Común para el periodo 2021-2027 alcanzado ayer por parte de los estados miembros de la Unión Europea ha provocado respuestas muy diversas entre el sector agrario. Desde la organización UPA valoran como positiva la aprobación del acuerdo aunque esperan que las negociaciones entre los estados sirvan para asentar las bases de una agricultura familiar y la figura del agricultor genuino, ya que ese es el prototipo de explotación agraria que define a Castilla y León.

 

Asimismo ponen de manifiesto lo imprescindibles que son estas ayudas, en total 47.700 millones de euros para el país y la supervivencia del campo español y la España Vaciada. A pesar de ello, consideran que las cifras serán inferiores para los bolsillos de los agricultores y ganaderos "Nos va a ocurrir lo mismo que en la anterior PAC, vamos a perder un 9% del poder adquisitivo de nuestros agricultores", apunta Aurelio González, secretario general de UPA.

 

Otra de las claves de la futura PAC son el 20% de ayudas directas que recibiran los ecoesquemas. "Nos parece muy correcto que su aplicación sea flexible durante los dos primeros años, aunque se deben exigir las mismas normativas medioambientales a los productos que vienen de fuera del país", reivindica González.

Sección: