Agronews Castilla y León
  • Mientras que La Alianza UPA- COAG califica de "atraco" la última subida, desde la Unión de Campesinos de Castilla y León (UCCL) se considera que estos incrementos de precio están provocando que muchos agricultores se replanteen la rentabilidad del regadío.

A través de sendos comunicados de prensa tanto La Alianza UPA - COAG como la Unión de Campesinos de Castilla y León (UCCL) se han mostrado muy críticos que la última subida del recibo de la luz anunciada en el día de ayer y que entrará en vigor el próximo 1 de enero de 2014.

La primera de estas Organizaciones ha calificado de " atraco a mano armada"  este nuevo incremento que amparada por el Gobierno central puede resultar un nuevo varapalo económico para los profesionales del sector agrario, que son grandes consumidores de electricidad, una auténtico "atentado al sentido común", asegurand desde UPA - COAG teniendo en cuenta la situación económica límite en la que se estám en estos momentos muchas explotaciones agrícolas y ganaderas con una reducción muy importante de los precios en sus producciones. 

Este incremento es especialmente grave, afirman desde esta OPA, para una región como Castilla y León, que está entre las comunidades autónomas con mayor superficie de regadío, 400.000, donde la extracción de agua mayoritariamente se hace a través de sondeos, sin olvidar que esta medida afecta también a las estaciones de bombeo de riego por superficie en los regadíos modernizados a demanda. 

Por su parte, la Unión de Campesinos de Castilla y León (UCCL) considera que como consecuencia de estas subidas de la energía eléctrica son cada vez más los agricultores de esta región que se están planteando no seguir con el regadío, por lo que reclama  a las distintas Administraciones que adopten las medidas necesarias, al objeto de evitar que el coste energético haga insostenible la continuidad de estos cultivos así como que muchas de las instalaciones realizadas pasen a ser infrautilizadas, sin tener en cuenta el esfuerzo inversor hecho tanto por el sector productor como por las Administraciones.

Esta Organización agraria estima que, tomando como referencia determinados cálculos publicados,  el incremento de la factura de la luz en los últimos años, según consumo, puede superar el 70%, asimismo que el aumento del término de potencia (parte fija, exista o no consumo) puede estar en torno al 500%. En sintonía con lo anterior, cabe recordar que la última subida, agosto de 2013, supuso un encarecimiento medio de la factura, según consumo, del 15% y del 125% en concepto de término fijo o de potencia. A tales incrementos, habrá que sumar, la muy probable modificación de las tarifas que entrarán en vigor a partir del primer día de 2014.

Para la UCCL, una de las medidas que resulta urgente su adopción, se corresponde con reducir sustancialmente la cantidad que se abona en concepto de término de potencia (fijo o mínimo), en los meses fuera de temporada de riego. 

 

 

 

 

Sección: