Exige medidas urgentes

UPA-COAG denuncia la incomprensible bajada de precios de cereales

Agronews Castilla y León

20 de junio de 2024

IMG 8439

La Alianza UPA-COAG ha denunciado una bajada incomprensible de los precios del cereal en las últimas tres semanas, coincidiendo con el inicio de la cosecha en las zonas más al sur de Castilla y León. Esta situación, que agrava la ya delicada situación del sector tras dos años desastrosos, ha llevado a la organización a exigir la intervención de las autoridades para garantizar el cumplimiento de la Ley de Cadena Alimentaria y proteger a los productores de maniobras especulativas que buscan ofrecer precios ruinosos.

Según UPA-COAG, los precios del cereal han caído drásticamente justo cuando las máquinas de cosechar han comenzado a trabajar en los campos de la región. Esta bajada de precios, que no tiene justificación aparente, es vista por la organización como una estrategia para anticipar a los productores que se avecinan precios que no cubrirán ni siquiera los costes de producción.upa-coag

En este contexto, la Alianza UPA-COAG ha recordado la petición realizada en febrero al Gobierno autonómico para que investigue el posible incumplimiento de la Ley de Cadena Alimentaria por parte de los operadores cerealistas. Sin embargo, hasta la fecha, no han recibido respuesta a su solicitud, lo que genera una gran preocupación entre los agricultores de la región.

La bajada de precios es particularmente preocupante debido a los elevados costes de producción que enfrentan los cerealistas de Castilla y León. En zonas de regadío, los primeros 4.000 kilos por hectárea se destinan únicamente a cubrir los costes, mientras que en zonas de secano, los primeros 1.500/2.000 kilos por hectárea se utilizan para sufragar los gastos de insumos.

Con estos datos, UPA-COAG destaca la difícil situación económica que enfrentan los productores, quienes se ven obligados a vender su cosecha a precios que no les permiten obtener beneficios. Esta situación amenaza la viabilidad de las explotaciones agrícolas y pone en riesgo el futuro del sector en la región.

Exigencia de Medidas Urgentes por parte de UPA-COAG

Ante esta situación, UPA-COAG ha reiterado su petición a las administraciones competentes para que investiguen y actúen contra aquellos que quieren pagar por debajo del coste de producción de los cereales. La organización insiste en la necesidad de perseguir a los agentes y operadores que incumplen la Ley de Cadena Alimentaria y distorsionan las cotizaciones, llevando a los productores a la ruina.

Además, UPA-COAG ha reclamado la no prórroga de la suspensión de aranceles al cereal que entra de Ucrania. La organización argumenta que esta medida, vigente hasta el 5 de junio de 2025, agrava la situación de los productores nacionales al permitir la entrada de cereal a precios más bajos, que no cumplen con las mismas normas fitosanitarias y medioambientales que los productos europeos.IMG 8693 rotated

La Alianza UPA-COAG ha hecho un llamado a los organismos de control de España para que supervisen la mercancía que entra en los puertos y garanticen que cumple con las normativas europeas. Asimismo, han solicitado a la Comisión Europea que revoque la decisión de suspender los aranceles a las exportaciones ucranianas, protegiendo así a los productores nacionales.

En el ámbito regional, UPA-COAG ha instado a la Junta de Castilla y León a dotar de los recursos necesarios a la Dirección General de Cadena Alimentaria de la Consejería de Agricultura. La organización critica que esta dirección ha sido hasta ahora una figura decorativa y exige que, con un presupuesto adecuado, pueda actuar de manera efectiva para hacer cumplir la Ley de Cadena Alimentaria y apoyar a los agricultores y ganaderos de la comunidad.

La situación que enfrentan los cerealistas de Castilla y León es extremadamente delicada. La combinación de precios bajos, altos costes de producción y falta de respuesta por parte de las autoridades está llevando al sector a una situación límite. UPA-COAG advierte que, sin medidas urgentes, muchas explotaciones podrían no sobrevivir, lo que tendría un impacto devastador en la economía rural de la región.

La organización subraya la importancia de garantizar precios justos que permitan a los productores cubrir sus costes y obtener un margen de beneficio. Para ello, es fundamental que las autoridades competentes tomen medidas efectivas para vigilar y controlar las prácticas de los operadores cerealistas, evitando que se aprovechen del sector productor.

UPA-COAG reafirma su compromiso con los agricultores y ganaderos de Castilla y León y seguirá luchando por sus derechos y por la viabilidad del sector. La organización continuará presionando a las autoridades para que actúen de manera decisiva y protejan a los productores frente a las prácticas especulativas y la competencia desleal.IMG 8625

En este sentido, UPA-COAG también está trabajando para concienciar a la opinión pública sobre la importancia de apoyar a los productores locales y garantizar la soberanía alimentaria de la región. La organización considera que es fundamental que la sociedad en su conjunto reconozca el valor del trabajo de los agricultores y ganaderos y se sume a la defensa de sus derechos.

La situación que enfrentan los cerealistas de Castilla y León es un reflejo de los desafíos que enfrenta el sector agrícola en toda Europa. La bajada de precios, los elevados costes de producción y la falta de respuesta de las autoridades están poniendo en riesgo la viabilidad de las explotaciones agrícolas y la sostenibilidad del sector.

UPA-COAG hace un llamado urgente a las autoridades para que tomen medidas efectivas y protejan a los productores frente a las prácticas especulativas y la competencia desleal. La organización seguirá luchando por los derechos de los agricultores y ganaderos y por un futuro sostenible y próspero para el sector agrícola en Castilla y León y en toda España.



Share This