Los precios de los cereales siguen siendo bajos, mientras suben los costes de producción. Una situación muy parecida se da en ovino y vacuno de carne, mientras que la eliminación de las cuotas lácteas ha acabado de hundir al vacuno de leche. Agricultores y ganaderos viven con la “incertidumbre” constante de la nueva PAC. Y los profesionales del campo tienen que cumplir cada vez más obligaciones, realizar mayores inversiones, mientras ven cómo los rendimientos de sus explotaciones van a la baja. No. El 2015 no ha sido un año especialmente bueno para el sector primario en la provincia.

La cosecha de cereal fue un 15% menor pero se salvaron nieve, inundaciones y sequías”

Como portavoz de la Alianza por la Unidad del Campo UPA-COAG, Gabriel delgado hace un balance “negativo” de los 12 últimos meses. No se trata sólo de dar datos, de ofrecer números, sino de valorar la realidad que viven a diario agricultores y ganaderos, insiste Delgado, quien sufre en carne propia los sinsabores de esta profesión. Comenzando por el sector agrario, Delgado reconoce que la cosecha no ha sido excelente, pero tampoco mala. Se consiguió salvar una campaña marcada por la nieve, las inundaciones y la sequía, con grano de mayor calidad y una caída en la cosecha del 15 por ciento.

Sin embargo, los precios siguen bajos, insiste el portavoz de UPA-COAG. Así que, en algunos casos, la venta del cereal no permite ni siquiera cubrir los costes de producción. Y ahora, con la nueva siembra realizada, se está sufriendo un nuevo periodo de sequía que está afectando especialmente a las zonas de La Demanda, La Ribera y Pisuerga, por lo que las previsiones para 2016 no son especialmente halagüeñas, explica Delgado. Además, la situación de los agricultores se complica ante la “incertidumbre” de la nueva Política Agraria Común (PAC).

Ganadería, en peligro

Se ha realizado una asignación provisional de derechos de pago, pero hasta marzo no se conocerá la definitiva, así que las ayudas están “paralizadas”, recuerda Delgado. Como pendiente de resolver está el tema de los pastos, que afecta al ganado ovino, al bovino y al caprino. Y es que la nueva PAC es mucho más “compleja”, insiste el portavoz de UPA-COAG, presentando grandes dificultades en la definición de los coeficientes de admisibilidad (qué pastos le corresponden realmente a cada ganadero, en función de la declaración realizada y su adecuación a las normativas europeas).

El lobo está haciendo mucho daño a los ganaderos de La Demanda

Por otra parte, los ganaderos también sufren un estancamiento de los precios de venta. El ovino “no está pasando su mejor época”, reconoce Delgado, y el número de explotaciones que se abandonan es cada vez más alto. De hecho, desde UPA-COAG aseguran que en el momento en el que se conozcan las asignaciones agrarias definitivas de la PAC, habrá muchos ganaderos que cierren sus explotaciones y se dediquen sólo a la agricultura. Sobre todo en zonas como La Demanda, en la que el lobo está haciendo mucho daño y los ganaderos se sienten “desamparados”.

Y si hablamos del vacuno de leche… La eliminación de las cuotas lácteas ha sido la puntilla, asegura Delgado. Es un trabajo “muy esclavo”, que requiere de mucha inversión pero que da poco rendimiento, menos ahora que se ha dejado a los productores a merced de lo que decidan las grandes empresas lácteas. Las explotaciones de vacuno de leche están desapareciendo “a pasos agigantados”, insiste Delgado, y eso es lo que se debe de tener en cuenta cuando se hace un balance anual. El número de agricultores y ganaderos en activo, que viven exclusivamente de sus explotaciones, y no si suben o bajan las peticiones de PAC.

Patricia Carro - www.burgosconecta.es

Sección: 

Provincias: