Agronews Castilla y León

 

  • El precio de los terneros ha bajado un 20 % desde que se originó la pandemia, y las hembras hasta un 30-40 %

UPA solicita a la Consejería de Agricultura que ponga en marcha dentro del programa `Somos del  Campo´ una batería de ayudas económicas al vacuno de carne como uno de los sectores más desfavorecidos ante la situación de crisis producida por la Covid-19.

La organización valora muy positivamente el compromiso del Gobierno regional en los últimos días con sectores muy afectados por esta pandemia como el cochinillo, lechazo, cabrito, cerdo ibérico y vino, pero consideramos que el vacuno de carne también está pasando una situación dramática con precios que han caído en picado y en otros muchos casos con canales de comercialización cerrados.

Actualmente los terneros se están pagando un 20 % menos que hace dos meses, y las hembras hasta un 30-40 %. Esta circunstancia se da mientras se producen subidas de consumo en el canal de distribución, e incluso con incrementos en las ventas por internet a consumidores particulares.

A pesar de  esta buena dinámica en el consumo, el precio que perciben los ganaderos es sensiblemente inferior al de  hace unas semanas, por lo que estamos una vez más ante movimientos especulativos a costa del primer eslabón de la cadena alimentaria, que es el sector productor.   

UPA recuerda que el cierre de la hostelería y restauración está afectando a las  referencias más nobles como solomillos, chuletones y entrecots, pero ha subido considerablemente la comercialización de carne picada, hamburguesas y otros elaborados, sin que los precios en los lineales de grandes superficies comerciales haya bajado, justo todo lo contrario a la situación que sufren los ganaderos.

Conviene recordar el papel primordial que la ganadería extensiva cumple en el mantenimiento del entorno, la biodiversidad, así como la sostenibilidad económica, social y medioambiental de los territorios, en los que, como se está comprobando actualmente, no son la causa de contaminación como desde ciertos colectivos se achaca malintencionadamente a la actividad.

UPA considera clave que el Gobierno autonómico preste apoyo a un sector que está atravesando una situación muy delicada y que cumple una función clave en la vertebración de los entornos rurales y  que debe valorarse en toda su dimensión, a fin de evitar, por todos los medios la  pérdida de cabañas ganaderas, cierre de explotaciones y freno al relevo generacional.

Tags: