Agronews Castilla y León

 

  • UPA Castilla y León apuesta por llevar cientos de lobos que sobran aquí con destino a las regiones que han considerado dotar de mayor protección a este animal en el conjunto del país
  • UPA Castilla y León exige la disolución del Ministerio de Reto Demográfico porque con la decisión adoptada apuesta por anteponer el interés de fomentar la expansión de fauna salvaje al de las personas que viven en el medio rural  

UPA Castilla y León considera un atropello absoluto la decisión adoptada por la Comisión Estatal de Patrimonio Natural donde se dan cita los departamentos de medio ambiente de las comunidades autónomas y los responsables del Ministerio Transición Ecológica y Reto Demográfico, con la ministra Teresa Ribero a la cabeza, al decidir que el lobo deje de ser especie cinegética en toda España y por lo tanto que no se pueda cazar.

 

Los daños que provoca el lobo en Castilla y León se cuentan año tras año por cientos de miles de euros, y las muertes que provocan superan las 4.000 cabezas, lo que refleja la situación extrema que sufren los ganaderos de nuestra región, quedando patente una vez más la nula preocupación que estos datos les genera al Ministerio encabezado por la señora Teresa Ribero.

Ante la irresponsable decisión adoptada en las últimas horas, UPA Castilla y León reclama:

1.- La dimisión inmediata de la ministra del Reto Demográfico por incompetencia y traición a los ganaderos anteponiendo los intereses de los  lobbys ecologistas optando por tener lobos y fauna salvaje antes que personas activas en la ganadería.

2.- Reclamar al presidente del Gobierno que disuelva el Ministerio de Reto Demográfico y  transfiera las competencias a las comunidades autónomas de cuantas decisiones afecten a cada región en materia medioambiental y de reto demográfico.

3.- Considerar al presidente del Gobierno y al ministro de Agricultura como únicos interlocutores de los agricultores y ganaderos de Castilla y León en cuantas decisiones les afecten.

4.- Reclamar al ministro de Agricultura que se haga visible, dé un paso al frente y de una vez por todas sea firme y defienda los intereses y el modelo de ganadería extensiva, al que debería representar y defender. Si no lo hace, estaría demostrando su incapacidad o su incompetencia, motivos suficientes para pedir su inmediata dimisión.

5.- Solicitar a la Junta de Castilla y León toda una batería de iniciativas judiciales para paralizar esta decisión y para que este atropello contra los intereses de la región no se convierta en norma

6.- Dado que no se han abstenido en su posicionamiento, proponer que todas aquellas comunidades autónomas que se hayan posicionado a favor de la máxima protección del lobo en reciban cientos de estos animales salvajes procedentes de Castilla y León como región con suficientes ejemplares como para repartir.

7.- Proponer que cada ataque de lobos que se produzca sea indemnizado en parte no con los impuestos de todos y cada uno de los castellanos y leoneses sino con las nóminas de los ecologistas, de los funcionarios públicos del Ministerio de Transición Ecológica y del extenso  organigrama de cargos políticos de dicho Ministerio, empezando por la ministra.

8.- Proponer al resto de OPAs  de la región adoptar medidas de protesta contundentes para no permitir que esta decisión política sea la puntilla para muchas ganaderías extensivas de Castilla y León   

Tags: 

Sección: