Agronews Castilla y León

UPA Castilla y León califica como una autentica tomadura de pelo el borrador del MITECO conocido recientemente sobre la estrategia para la conservación y la gestión del lobo.

La organización considera una irresponsabilidad que ni una de las alegaciones hechas por los ganaderos y las organizaciones agrarias hayan quedado recogidos en este documento del Gobierno.

Resulta un verdadero despropósito que el Ministerio de Transición Ecológica no haya hecho caso a la petición de la mayoría de las comunidades autónomas de volver a convocar la Conferencia Sectorial que en todo sería quien debiera de aprobar una nueva estrategia.

Para UPA este borrador no es más que un panfleto ideológico conservacionista que solo sirve para devolver favores pagando subvenciones a asociaciones a fin de que hagan estudios con conclusiones ya establecidas previamente sobre el mantenimiento y expansión descontrolada del lobo `caiga quien caiga´.

Resulta perplejo que en este documento además se pretenda `adoctrinar´ a los periodistas sobre cómo abordar las noticias sobre los ataques de lobos.

Por otro lado, el borrador obliga al ganadero incluso a hacer estudios del impacto que puede  causar al lobo un vallado en una finca.

En definitiva, UPA considera un disparate este escrito que desde luego no merece la pena desde la primera línea de su contenido, puesto  que impone la inclusión de lobo como especie estrictamente protegida,  y lo hace sin intención alguna de escuchar a los perjudicados y por lo tanto de recoger los derechos que tienen a defender su ganado.

Además, UPA lamenta que el Senado haya rechazado el posicionamiento de los ganaderos y siga las directrices de un Ministerio que demuestra estar fuera del sentido común que sería deseable en representantes públicos si lo que se quiere es tender puentes de concordia y unión, y por lo tanto velar por la defensa de la personas, en este caso de los ganaderos.

A UPA le preocupa una vez más la actitud de la ministra y de su secretario de Estado, que vuelven a demostrar que no les importan ni las personas que viven en los pueblos, ni  el medio rural, ni el despoblamiento, ni nada que se le parezca, sino más bien lo contrario, que se extienda la fauna salvaje hasta límite insospechados. Por este motivo,  volvemos a reiterar que por responsabilidad debería disolverse el Ministerio de Reto Demográfico, puesto que sus máximos responsables no cuentan con ningún tipo de credibilidad cuando demuestra una y otra vez que tan solo escuchan y atienden a los ecologistas urbanitas de sofá.    

Tags: 

Sección: