Agronews Castilla y León

La existencia de un Ministerio de Agricultura y Alimentación es una “condición irrenunciable” para la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA). La organización se ha mostrado inflexible a ese respecto, y ha pedido al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que “no se olvide” de la situación crítica que vive el campo.

La coyuntura que atraviesan la agricultura y la ganadería en España es muy difícil, con una renta agraria que el pasado año se ha desplomado un 8,6% y con una inmensa mayoría de sectores productivos en dificultades.

“El panorama es crítico”, ha explicado el secretario general de UPA, Lorenzo Ramos, tras la celebración de su Comisión Ejecutiva Federal, hoy en Madrid. “Deseamos suerte al nuevo Gobierno, pero deben ponerse a trabajar de inmediato”, ha señalado.

El Ministerio de Agricultura: institución imprescindible

Desde UPA han querido trasladar a Pedro Sánchez –que en estos momentos cierra la configuración del nuevo Ejecutivo- que la existencia de un Ministerio de Agricultura es un factor “imprescindible” de cara a resolver los problemas que afectan al sector primario. Es por ello que piden que esta institución tenga un “fuerte peso político” en el Gobierno y sea dirigida por una persona “experta en la materia”.

El Ministerio de Agricultura del nuevo Gobierno deberá hacer frente a asuntos clave como la negociación de la nueva PAC en el difícil contexto europeo, el necesario reequilibrio de la cadena agroalimentaria para que los productores reciban precios justos, las barreras comerciales a nivel global o el urgente y difícil relevo generacional en la profesión agraria.

La agricultura y la ganadería vertebran España

UPA ha recordado la enorme importancia de la agricultura y la ganadería, no sólo como proveedores de alimentos para toda la sociedad, sino como actividades que vertebran España, manteniendo vivos los pueblos, cuidando el medio ambiente, generando empleo, equilibrando la balanza comercial gracias a las exportaciones y luchando a su vez contra el despoblamiento y el cambio climático. “Son elementos que justifican sobradamente un Ministerio”, han concluido.