Agronews Castilla y León

UPA ÁVILA denuncia que los compromisos adquiridos por la Junta de Castilla y León con los ganaderos afectados por los incendios de este verano en la provincia en su mayor parte no se están cumpliendo.

Sin alimentación de calidad para el ganado, sin reparaciones en las infraestructuras dañadas, sin arreglos en los vallados, sin agua para satisfacer las necesidades de todos los animales, sin ayudas para la reposición del ganado desaparecido, extraviado o muerto… en definitiva sin la mayor parte de las promesas que se les hizo a los ganaderos días después de los devastadores incendios en las zonas de Cebreros, Pinares y San Juan de la Nava.  

Lo más prioritario para los afectados, después de que los incendios calcinaran los pastos, y que en el mejor de los casos no se repondrán hasta el mes de diciembre  era y sigue siendo la alimentación animal que sea de calidad, como por ejemplo tacos de forraje con el pienso incluido. Al respecto, UPA reclama para los ganaderos material que contenga pienso, que es el alimento básico del ganado, y más teniendo en cuenta que el forraje que están recibiendo esporádicamente no es de buena calidad. Se da la circunstancia, además, de que en algunos casos los productores incluso tienen que pagar los portes de su propio bolsillo para transportar la avena hasta las puertas de las naves porque los camiones de origen no entran en las explotaciones.

En este sentido, UPA ÁVILA lamenta que la gestión esté dejando que desear en nuestra provincia cuando en número no son tantos los ganaderos afectados por los incendios si lo comparamos al caso de Zamora, que con mayor diligencia han recibido  hasta la fecha al menos 1.600 toneladas de forrajes y piensos compuestos, lo que supone el equivalente a 100 camiones, distribuidas al centenar de explotaciones ganaderas. También la Junta ha suministrado en Zamora más de 800.000 litros de agua para el ganado, mediante el llenado de charcas en el campo. Además se han instalado 28 bebederos y 5 depósitos con esta misma finalidad. En una línea similar se está actuando en Zamora con los apicultores, que han recibido varios repartos de alimento, tanto proteico como energético dirigido a las 3.400 colmenas que permanecen vivas, pero carecen de alimento para subsistir.

UPA ÁVILA  considera de justicia que los ganaderos abulenses reciban lo mismo en proporción, y que entre otras cosas se cumpla cuanto antes el arreglo de los desperfectos que provocó la maquinaria pesada para extinguir los incendios, porque la Junta prometió  una solución inmediata que tampoco se ha dado. También estamos esperando qué va a pasar con las naves afectadas por los incendios o con los animales que asustados por helicópteros, maquinaria pesada o el propio incendio desaparecieron.

Así pues, son muchas las actuaciones que a nivel de infraestructuras, abastecimiento de alimento y agua aún esperan los ganaderos ubicados en los municipios situados dentro de los perímetros de los incendios forestales que sufrió la provincia.

En este sentido, la organización agraria lamenta la sensación de olvido que varias semanas después de este desastre padecen los ganaderos abulenses, que siguen reclamando tan solo lo que se les prometió.   Por este motivo, UPA ÁVILA vuelve a reclamar a la Junta de Castilla y León que se implique y ayude como se merece a los afectados  para “que las zonas devastadas puedan reponerse y puedan tener un futuro digno”, y para eso  ayudaría mucho que se cumpliera con lo dicho, agilizando la entrega de la ayuda material y económica prometida por el Gobierno regional.

Sección: 

Provincias: