Agronews Castilla y León

UPA-ÁVILA reclama que se declare zona catastrófica a los municipios que se vieron afectados días atrás por la tormenta de granizo que destrozó cultivos enteros en términos como Monsalupe, El Oso, Las Berlanas y en zonas perimetrales de otros como Aveinte, Riocabado o San Juan de la Encinilla.

Según las estimaciones de UPA los daños podría afectar a aproximadamente 3.000 hectáreas, con daños muy importantes sobre todo en el cultivo de cereales.   

Además de las consecuencias originadas por este fenómeno climatológico, el agua caído ha arrastrado barro y lodo en amplias zonas de esta comarca abulense.  

Debido a esta situación excepcional, UPA-ÁVILA solicita a las administraciones competentes que se declare zona catastrófica en esos  municipios, ya que además de los daños en varios cultivos también se han producido efectos devastadores en infraestructuras.

Respecto a las tasaciones de Agroseguro, reclaman que se hagan en cuanto pueda apreciarse el daño real, y que se realicen con la máxima profesionalidad para que los afectados puedan  ver reparados, en parte, los cuantiosos daños económicos.

Las tormentas de pedrisco son el riesgo meteorológico más dañino en estas fechas para la  agricultura abulense, y en este sentido su aparición recurrente y, además, fuertemente perjudicial sobre las producciones agrícolas requiere de indemnizaciones justas y rápidas por parte de Agroseguro.

UPA-ÁVILA insiste en la necesidad de que los profesionales del sector aseguren sus cultivos, porque como se ha demostrado en los últimos días las condiciones climáticas extremas y cambiantes y los perjudiciales efectos que tienen en las cosechas ponen de manifiesto la conveniencia de proteger las explotaciones con un seguro agrario que permita hacer frente a estas situaciones.

Tags: 

Sección: 

Provincias: