Agronews Castilla y León

UPA ÁVILA denuncia los constantes ataques de lobos que sufren explotaciones ganaderas de vacuno extensivo en la zona de Piedrahita. Son continuas las `lobadas´ y por los tanto los daños que los ganaderos sufren en su patrimonio debido a la presencia de varias manadas de estos cánidos.

Resulta lamentable, aseguran desde la organización agraria, que la política de potenciar aún más la expansión del lobo por toda la Comunidad Autónoma y muy especialmente por Ávila esté provocando un desastre económico entre la ganadería extensiva abulense.

Las denuncias que llegan a las oficinas de la OPA no dejan de parar y como ejemplo está el caso de un ganadero que en este año que está a punto de finalizar ha sufrido diez ataques, y solo en el último trimestre ha visto perder cinco terneros de menos de un mes de vida, a los que tendrá que sumar en breve la segura muerte que dará a una vaca afectada por los daños tras uno de los ataques.

Según las estimaciones de UPA por cada ternero de carne de cruce charolés que mata el lobo en esta zona de la provincia el ganadero pierde en torno a 1.400 euros porque lógicamente no podrá venderlo una vez cebado, a lo que hay que añadir los gastos que le supone al afectado asumir los arreglos en infraestructuras en forma de mallazos, alambres y mano de obra, y cuyo coste puede ascender a 5.000 euros anuales.

Hay una tercera consecuencia, y es que muchos ganaderos no hacen uso de sus terrenos arrendados en plena otoñada con pastos tan óptimos como los actuales, debido al miedo a que sus reses en libertad sean atacadas. Como consecuencia de este temor encierran a los animales y se ven obligados a asumir elevadísimos costes en alimentación con los precios de los piensos por las nubes.    

La organización califica como extrema la situación actual de superpoblación de lobos en esta zona de la provincia. El efecto inmediato y desencadenante de la decisión del Ministerio de Transición Ecológica de prohibir el control de la especie va a provocar más ataques, más muertes y más desesperación entre los afectados.

UPA-ÁVILA denuncia este hartazgo que existe en el sector ganadero, y reitera la lamentable campaña de acoso y derribo que sufre el sector productor extensivo de nuestra provincia, que es sistemáticamente ninguneado y maltratado por las administraciones, sin valorar las enormes cualidades que desempeña al seguir produciendo alimentos de calidad y asequibles para la sociedad, habitando además los pueblos de zonas especialmente desfavorecidas.

Sección: 

Provincias: