Agronews Castilla y León

La Dirección General de Agricultura y Desarrollo Rural de la Comisión Europea (DG AGRI), responsable del área política de la UE en materia de agricultura y desarrollo rural, celebró hace unos días una reunión en Bruselas para desarrollar un diálogo civil con el sector arrocero intracomunitario.

Hasta allí se desplazaron Francisco Delgado y José Daniel Carbonell, miembros de la Comisión Ejecutiva de la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos de Sevilla (UPA Sevilla) para obtener un informe sobre la situación del sector, trasladar a la DG AGRI los asuntos que preocupan a los arroceros andaluces y defender sus intereses.

En cuanto al escenario que vive el sector del arroz en los mercados, se destacó en este encuentro que atraviesa claras dificultades en el mercado interior en cuanto a precio, debido a las importaciones de producto que continúan entrando de manera desmesurada en Europa.

Las importaciones de terceros países disminuyen en arroz blanqueado, sin embargo, aumentan en arroz descascarado y Paddy. Este balance de importaciones da lugar a que las cantidades de arroz importado en el 2019 sean similares a las de 2018.

Desde principios de 2019, con la activación de la cláusula de salvaguarda a las importaciones EBA de arroz procedentes de Camboya y Myanmar, estas han descendido un 17% con respecto a la campaña 2018. Analizando las distintas importaciones de arroces partidos, blanqueados y descascarados se observa una clara desviación de importaciones de arroz blanqueado a las de arroz descascarado para eludir la claúsula de salvaguarda, que solo penaliza a las importaciones de arroz blanqueado.

En cuanto al aumento desmesurado y poco justificado de arroces partidos, +34%, EXIGIMOS aumentar los controles aduaneros para dar una mayor transparencia a todas las importaciones de productos procedentes de las elaboraciones del arroz.

Desde Myanmar, el 27% de las importaciones de arroz, principalmente de las variedades japónicas, tienen como destino España, situándose estos arroces en los principales lineales de distribución mediante marcas blancas de bajo coste. Estas importaciones están sustentando niveles bajos de precios del arroz en el mercado español.

De todos estos datos, se extrae que, a pesar de la salvaguarda, sigue entrando mucho arroz extracomunitario, lo que produce una caída de precios en origen y una situación muy desfavorable para el arroz español.

Por todo ello, UPA reclama que los aranceles establecidos a las importaciones de arroz procedentes de Camboya y Myanmar, actualmente solo aplicables al arroz largo (indica), se extiendan también para el redondo (japónica), para frenar así la entrada masiva de este último, al no estar sujeto a ningún tipo de arancel.

En la reunión también se habló de que algunos de estos países importadores de arroz, como Camboya o Myanmar, están trabajando para mejorar sus estándares medioambientales, apostando por la calidad, e incluso por la producción ecológica. Esto abre un debate en torno a la importancia de dar valor a la calidad, y garantizar unas condiciones medioambientales y de reducción de residuos, algo cada vez más valorado en el mercado interior, y que ya es la forma de trabajar de los arroceros en la Unión Europea. Por tanto, hemos de seguir por ese camino y seguir mejorando, para ser más competitivos.

En lo que respecta a las importaciones de arroz ecológico, la comisión no aporta datos por no existir un código aduanero que permita identificarlas de manera eficaz. Exigimos la creación de ese código aduanero específico para arroz ecológico que posibilite garantizar niveles aceptables de precios en el mercado interior y, por ende, de la agricultura ecológica en la UE.

En la Presentación del informe del CCI sobre el impacto del cambio climático en el arroz italiano, se habló de la siembra de arroces en seco en Italia. Se relaciona este tipo de cultivo con efectos medioambientales negativos que afectan a las aves y a un aumento de la presencia de metales pesados.

En cuanto al acuerdo bilateral entre la Unión Europea y Mercosur, hará que peligre aún más la rentabilidad en varios sectores, entre ellos el arroz. La DG AGRI ha anunciado que, en el caso del sector arrocero, las importaciones estarán limitadas a un contingente de 60.000 Tn anuales, entre arroz blanqueado, descascarado y Paddy. En lo que a otros acuerdos se refiere, el cerrado con Vietnam limitará la llegada de la UE a 80.000 Tn de arroz.

En definitiva, las conclusiones de esta reunión son que el sector atraviesa un problema de bajos precios, especialmente por las importaciones que siguen siendo similares a las de campañas anteriores, a pesar de la aplicación de la cláusula de salvaguarda. Esta situación se presume que empeorará por acuerdos comerciales como Mercosur y Vietnam, que supondrán nuevas barreras comerciales para nuestra producción.

El futuro del sector pasa por seguir apostando por la calidad y la sostenibilidad en el sistema productivo. También es necesario hacer un llamamiento, tanto a la administración regional, como nacional, para que defiendan nuestro sector arrocero en Bruselas. Por su parte, a la Unión Europea, hay que exigirle que vele por lo nuestro y no cierre tan a la ligera acuerdos con terceros países que ponen en riesgo la pervivencia de la agricultura, y las condiciones de seguridad y calidad alimentaria para la ciudadanía europea.

Tags: 

Sección: