Agronews Castilla y León

El Ayuntamiento de Loporzano (Huesca) ha aprobado “la suspensión del otorgamiento de licencias en relación con licencias ambientales de actividades clasificadas ganaderas, en todo el término municipal, en orden a proceder al estudio de modificación del estudio vigente”.

UPA Aragón se sitúa totalmente en contra de la prohibición y exige a todos los grupos políticos del Ayuntamiento de Loporzano que reconsideren su decisión de negar el desarrollo de actividades ganaderas.

La decisión “podría suponer el fin de nuestra vida y de otras muchas familias en el municipio de Loporzano”, ya que con decisiones así se priva al medio rural de su mayor vía de supervivencia e hipoteca “el futuro de nuestro medio rural, cerrando las puertas al campo, mientras algunos políticos siguen mirando a otro lado”, prosigue la carta.

La ganadería familiar es un modelo de negocio que actúa como vertebradora del territorio y ayuda a la creación de empleo, reforzando así el asentamiento de población en los núcleos rurales que luchan por sobrevivir, como Aguas, en el que apenas duermen 10 habitantes.

Sección: