Agronews Castilla y León

Tras la intensa labor llevada a cabo por parte de UPA Andalucía para defender la aceituna de verdeo en la pasada campaña 2018, la organización agraria se ha puesto ya manos a la obra para la próxima campaña 2019, con el fin de buscar nuevas soluciones para paliar la situación de crisis que sufre el sector.

Muchas fueron las reuniones que mantuvo la organización el pasado año. Apunta Miguel Cobos, secretario general de UPA Andalucía, que “nuestra incesante labor nos llevó a reunirnos en diferentes citas con productores afectados, con el consejero de Agricultura, la consejera de Conocimiento, Investigación y Universidad, el secretario general de Agricultura y Alimentación, y con el resto de organizaciones y eslabones de la cadena agroalimentaria de la aceituna de mesa”.

Además de esto, UPA Andalucía emprendió, de la mano de los agricultores, diversas movilizaciones(Plaza Nueva y Puerta Jerez, en Sevilla) y tractoradas (Aznalcóllar, Dos Hermanas, Utrera, Morón de la Frontera y Los Palacios y Villafranca), con la misma meta de reivindicar mejoras para resolver la grave situación que venía atravesando el sector de la aceituna de mesa campaña tras campaña.

Gracias a todas estas acciones, se consiguió en primer lugar que la industria pagase a los agricultores en 2018 por el kilo de aceitunas en torno a los 63 céntimos (similar a la campaña 2017), cuando se daba por hecho que se les iba a liquidar a la miserable cifra de 50 céntimos. A pesar de ello, este precio sigue siendo insuficiente dado que los gastos que genera producir un kilo de aceituna como puede ser la gordal, se sitúa en torno a 1 euro, por lo que los productores vendieron por debajo de costes de producción.

Por otra parte, UPA logró también arrancarles a las administraciones públicas interesantes medidas para el sector, como el control de los puestos de recogida de aceituna de mesa por parte de la AICA y la Consejería, que EXTENDA destinara 1 millón de euros a campañas de promoción del consumo, el impulso definitivo del reconocimiento nacional de la IGP para las aceitunas de mesa sevillanas y, en definitiva, que la aceituna de verdeo se coloque por vez primera en la agenda política.

A día de hoy, alega Miguel Cobos, y tras una reunión que mantuvo UPA Andalucía en el día de ayer con parte del sector productor, “lo más urgente sigue siendo que los productores reciban un precio justo por parte de la industria, que les permita al menos cubrir costes de producción, además de otras medidas que es necesario impulsar, con el fin de conseguir que el sector de la aceituna de verdeo recupere su dignidad y pueda tener viabilidad y continuidad sin vivir en una situación de crisis permanente”.

Estas medidas que reclama UPA Andalucía son: la existencia de una Ley de márgenes comerciales que evite los abusos en la cadena alimentaria y las prácticas comerciales desleales; que se incluya la aceituna de mesa en los reglamentos de la PAC como producto susceptible de recibir ayudas asociadas; medidas de autorregulación del sector a través de extensión de norma en la Interprofesional, que se implantencontratos tipo que fijen por convenio unos precios mínimos ligados a los costes de producción antes de cada campaña para evitar la incertidumbre y las pérdidas con que se encuentran los agricultores año tras año.

Así mismo, hay que trabajar para que el sector productor concentre su oferta, que los agricultores se unan en cooperativas y sean capaces de transformar, distribuir y comercializar sus productos, de forma que puedan quedarse con el valor añadido generado. También se podría incluir la aceituna de mesa dentro de los programas operativos de las OPFH para que puedan acceder a ayudas para la modernización. Solo de esta manera, podríamos seguir apostando por la calidad, la innovación, la investigación y el futuro del sector.

A nivel europeo, se debe seguir reclamando desde nuestras instituciones a la Comisión Europea, la adopción de medidas extraordinarias como puede ser el almacenamiento privado o la obligatoriedad de incluir la variedad y origen de la aceituna en el etiquetado. Además, solicitar a la OMC que presione a E.E.U.U. para que retire los aranceles injustos y desorbitados aplicados por su gobierno a las aceitunas negras, o bien que los sancione y busque alternativas en otros mercados.

Con el fin de tratar todas estas cuestiones, la organización va a solicitar a la Consejería de Agricultura del nuevo ejecutivo la convocatoria inminente de la Mesa sectorial de la Aceituna de Mesa, la cual se creó en la campaña pasada y se reunió por primera vez, precisamente a petición de UPA Andalucía.

Desde la organización apunta también Cobos que, “sabemos que tenemos ante nosotros una dura carrera de obstáculos que superar un año más y que no descartamos emprender nuevas movilizaciones si no se ponen en marcha las medidas oportunas para que los agricultores perciban precios razonables y dignospor su producto en la próxima campaña y cese, de una vez por todas, la situación insostenible que tiene en jaque la continuidad de esta actividad que tanto beneficio económico, social, de empleo y medioambiental genera en el medio rural”.

Sección: