Agronews Castilla y León

 

  • El secretario general de UPA Andalucía, Cristóbal Cano, afirma que estos datos significan un "baño de realidad" para aquellos que auguraban un incremento exponencial y constante de las producciones de aceite de oliva hasta aventurar campañas superiores a los dos millones de toneladas y reclama una profunda reflexión sobre un Plan Hidrológico del Guadalquivir que sea justo para el olivar tradicional

Pérdidas millonarias ante la segunda peor cosecha de aceite de oliva del siglo. El secretario general de UPA Andalucía, Cristóbal Cano, valora el aforo de cosecha de aceite presentado hoy por la consejera de Agricultura, Carmen Crespo y destaca dos datos por encima de todos. El primero, que la reducción de cosecha en Andalucía es más drástica de lo que inicialmente se preveía, puesto que serán 587.000 toneladas, lo que supone un 49% menos que la pasada campaña. El segundo, que esta cifra, que es la segunda peor cosecha de aceite de oliva del siglo, dejará unas pérdidas de, al menos, 1.700 millones de euros en Andalucía. Jaén verá reducida su producción de aceite hasta las 200.000 toneladas. También será menor la producción en Córdoba, con 158.000 toneladas previstas; en Sevilla, con 90.000 toneladas; en Granada, que será de 70.000 toneladas; o en Málaga, que se quedará en las 40.000.

Los datos aforados reflejan otra realidad aún más importante si cabe. El secretario general de UPA Andalucía afirma: "La producción está condicionada por el cambio climático y por la disponibilidad de agua. Esta reducción de cosecha es un golpe de realidad para aquellos que auguraban un incremento exponencial y constante todos los años en las producciones de aceite de oliva hasta aventurar campañas superiores a los 2 millones de toneladas en España. Estamos regidos por el cambio climático que afecta a las temperaturas y a la disponibilidad de agua. Por eso es necesaria una profunda reflexión sobre un Plan Hidrológico del Guadalquivir que sea justo para el olivar tradicional, que resarza los sucesivos incumplimientos que, plan tras plan, se han tenido con la cabecera de la Cuenca. No pueden, ni deben, desdeñarse esfuerzos en infraestructuras nuevas que sirvan de acopio del agua para nuestros cultivos. Además, pedimos a la Junta de Andalucía que ejecute al máximo todas las infraestructuras para poner a disposición de los regantes la mayor cantidad de aguas regeneradas", concreta Cristóbal Cano.

“Tristemente son datos muy realistas. Es lo que nos decía el campo, que íbamos a tener una cosecha muy corta. Esta drástica disminución de producción es lo que reflejan los olivos porque la sequía, el calor y el hecho de que viniéramos de dos cosechas medias, han condicionado mucho la evolución del fruto. Y eso en el mejor de los escenarios, porque si no llueve en los próximos meses la cosa irá a peor, ya que muchos agricultores se están planteando no recoger el escaso fruto que tienen en el árbol. No obstante, el sector debe tener tranquilidad, ya que la menor producción de aceite debe reflejarse en los mercados con una estabilización de los precios en origen por encima de los costes de producción”, concreta Cristóbal Cano.

Esas pérdidas económicas en el sector olivarero que prevemos en UPA Andalucía se complementan con un considerable descenso en el empleo. De ahí que hagamos un llamamiento a todas las administraciones para que adopten medidas para paliar la "crítica y caótica situación que sufrirá esta campaña el sector olivarero". Entre ellas, Cristóbal Cano reclama al Gobierno central una "mayor reducción de las peonadas obligatorias para poder cobrar el subsidio agrario". Valora la disminución de 35 a 20 ya efectuada por el Gobierno debido a la sequía, pero pide que sean menos. A la Junta de Andalucía también le pide un plan de empleo especial para dar respuesta a esta disminución de trabajo en la recolección.

Tags: 

Sección: