Agronews Castilla y León

 

  • La secretaria de Ganadería de UPA Andalucía, Francisca Iglesias, da un ultimátum a las integradores: “Así no podemos seguir, porque las pérdidas acumuladas superan ya los 32 millones de euros”

El sector avícola andaluz no aguanta más. Los consumidores están pagando un 35% más por el pollo que hace unos meses. Sin embargo, los granjeros, que cuidan y alimentan a los pollos, no están percibiendo apenas nada de ese incremento, por lo que su rentabilidad se ha desplomado, haciendo inviable la supervivencia de las granjas. La situación es tan crítica que la secretaria de Ganadería de UPA Andalucía, Francisca Iglesias, advierte que, en octubre, podría dejar de venderse pollo y los consumidores se enfrentarían, incluso, a posibles desabastecimientos en el mercado ante la imposibilidad de hacer frente a los gastos de las granjas, que en estos días de ola de calor se disparan todavía más por la necesidad de refrigerar las granjas para mantener el bienestar de los animales. Según explica UPA Andalucía, los granjeros están solicitando créditos para hacer frente a sus gastos.

“Los cálculos que manejamos en UPA Andalucía sitúan las pérdidas acumuladas de los granjeros en 32 millones de euros, debido a que en estos momentos sus costes superan lo que las integradoras les pagan. Por pollo están perdiendo entre 13 y 15 euros. De no corregirse esta lamentable situación, las pérdidas podrían rozar los 75 millones a final de año. Y debemos tener muy en cuenta que el sector se ha rejuvenecido bastante, puesto que en los últimos años muchos han sido los jóvenes que han apostado por comenzar su actividad ganadera en el sector avícola”, concreta Francisca Iglesias.

La secretaria de Ganadería de UPA Andalucía explica que la ayuda que ha articulado el Ministerio de Agricultura para intentar paliar las pérdidas que están sufriendo los avicultores, es “tan solo” de 10 millones de euros, por lo que es apenas “un parche” para una crisis que es de enorme dimensión. “Atravesamos un momento tremendamente delicado. La subida de la electricidad, del gasoil, se suma al abusivo e injustificado incremento de otras materias primas como el maíz (un 43%), el trigo (un 58%), la cebada (un 64%) y la soja (un 30%). En el coste de producción total de la carne de ave, el coste de la alimentación es el más destacado, y supone entre el 65 y el 70% del total”, explica Francisca Iglesias.

UPA se ha reunido esta semana con los dirigentes de la patronal avícola y les ha exigido algo sencillo: que cumplan la Ley de la Cadena Alimentaria y cubran los costes de producción de los granjeros. “Un granjero no puede cobrar por un pollo menos de 0,55 o 0,60 euros.”, sentencian.

Francisca Iglesias lanza también un mensaje a ENESA y a Agroseguro para que pongan al día la línea de seguros de avicultura. “El seguro es extremadamente caro y los granjeros tienen serias dificultades para contratarla. No tiene sentido que una línea de seguros sea imposible de contratar”, añade. El sector avícola representa el 21% de la Producción Final Ganadera en Andalucía, siendo uno de los de mayor peso. Del conjunto nacional, nuestra comunidad autónoma es la primera en producción de carne de pavo, con más del 50%, la tercera en número de pollos sacrificados y la sexta en número de explotaciones de gallinas ponedoras. Actualmente, contamos con más de 1.200 explotaciones y unos 97 millones de aves sacrificadas para su consumo. 

Tags: 

Sección: