Agronews Castilla y León

UPA Almería asegura, en un comunicado de prensa, tiene muy claro que los agricultores necesitamos medidas valientes para un reparto de la PAC más justo y social, que defienda realmente a los que viven en el medio rural. Por eso lanza un mensaje de tranquilidad en referencia al periodo de transición para los años 2021 y 2022. La secretaria general de UPA Almería, Francisca Iglesias, lamenta el revuelo generado, de forma intencionada, en torno al decreto aprobado por el Gobierno central para estos dos años. “Lo importante no es cuánto dinero llega a Andalucía, sino cómo se reparte. Creemos que la PAC debe tener una redistribución más justa, social y equitativa, que prime y defienda a los agricultores y ganaderos que viven en el medio rural", afirma.

Francisca Iglesias lamenta que la consejera de Agricultura, "que se envuelve ahora en la bandera de Andalucía, fuera cómplice, en el año 2014, cuando ocupaba el cargo de delegada del Gobierno central en nuestra región, del hachazo perpetrado por el Ejecutivo de Rajoy con el recorte lineal de las ayudas que seguimos sufriendo, desde entonces, fundamentalmente los olivareros de Jaén. Cuando se habla de la PAC hay que ser rigurosos, porque no valen los mismos argumentos para quien cobra 500.000 euros de ayuda que para quienes cobran 5.000", concreta. E insiste: “Ahora este debate generado por la Consejería y por organizaciones andaluzas es interesado. Tengo que recordar que, hasta el pasado mes de septiembre de 2020, el Gobierno tuvo abierto el plazo para presentar alegaciones a este real decreto y que nadie levantó la voz. ¿Por qué lo hacen ahora", pregunta la secretaria general de UPA Almería. “No será porque les interesa a alguno mantener el ‘status quo’ que tenemos ahora mismo y que favorece a los que más dinero de la PAC reciben en detrimento de los pequeños y medianos agricultores y ganaderos”, se responde.

UPA Almería, que se desmarca junto a otras provincias de la supuesta “unidad” vendida por la Consejería, defiende medidas para hacer un presupuesto de la PAC más justo y social y por eso entendemos que la convergencia en los años 2021 y 2022, en la que no habrá trasvase de ayudas de una comarca a otra, beneficiará a los que menos cobran y pone nerviosos a los que más dinero se reparten. "Pedimos a la Consejería de Agricultura que haga públicos los datos de dónde se producirán las disminuciones de las ayudas y quiénes se beneficiarán. Nos llama la atención que solo hable de los que pierden, pero no de los que ganan. Queremos que aporten los datos que tienen y digan cuál es la dimensión y el modelo social que sustenta las explotaciones que ganan y entonces nos daremos cuenta de que, quienes van a ver aumentados sus importes son los pequeños y medianos agricultores, la agricultura familiar, que para nuestra Organización son los que necesitan un mayor apoyo para su subsistencia y que, además, son los que crean un importante tejido económico y social en los territorios, y no quienes tienen muy probablemente engordados artificialmente unos derechos que no les corresponden", insiste Francisca Iglesias.

UPA Almería quita importancia al decreto aprobado por el Gobierno y no entiende a qué viene ahora este barullo por cuanto su aplicación no tendrá mayor trascendencia para los agricultores almerienses. Por último, Francisca Iglesias entiende que, frente a lo que sostiene la Junta de Andalucía, el decreto de transición para 2021 y 2022 beneficiará "a la gran mayoría de agricultores que solicitan las ayudas de la PAC y, por supuesto, ganarán los pequeños y medianos productores, que son la gran mayoría en nuestra provincia y en Andalucía".

Sección: