Agronews Castilla y León

La sequía es ya una realidad en España. A la crisis de costes de producción que arrastra el campo desde hace meses, se suma una situación de gran escasez hídrica que afectará a la productividad del sector agrícola en esta campaña. “Tendría que llover mucho y por toda España en primavera para salvar una situación que a día de hoy es crítica”, explican desde UPA.

La organización ha elaborado un informe en el que analiza los efectos de la sequía en España. Según los datos analizados por UPA, la situación más crítica se da en la mitad sur peninsular, y los efectos serán más graves cuanto más tempranas sean las producciones. “El campo español producirá menos alimento en 2022, tanto en ganadería extensiva como en cultivos de secano o regadío”, han señalado.

Los agricultores se verán obligados a apostar por cultivos con menores necesidades hídricas. “Veremos más cereales, girasol o barbechos y menos tomate, maíz o arroz”, aseguran desde UPA. En el caso de los cultivos leñosos, la poca agua que pueda aportarse se destinará a evitar que los árboles se sequen, dando por malograda la cosecha de este año.

En la ganadería los costes de producción se dispararán aún más ante la escasez de pasto en el campo, lo que obligará a los ganaderos a alimentar con pienso a sus animales. Además, los productores ya están teniendo que llevar agua en cisternas al ganado para dar de beber a los animales.

UPA propondrá en la Mesa de la Sequía el próximo viernes un paquete potente de medidas políticas, económicas y fiscales, a corto, medio y largo plazo, para que el sector primario pueda hacer frente a este contexto. Entre las principales propuestas: exenciones fiscales a agricultores y ganaderos, ayudas directas, o condonación de las tarifas de riego.

Tags: 

Sección: