UPA ha denunciado públicamente a la multinacional de la distribución Carrefour por “destruir el valor de los productos españoles”.

Esta Organización critica que determinados alimentos tengan precios “totalmente diferentes”, según se encuentren en establecimientos a un lado o al otro de la frontera así en el caso del litro de leche entera, que en su precio inicial cuesta 0,99€ en Francia, y 0,55€ en España; o del pollo, un 63% más caro en el país galo (3,25€/Kg. frente a 1,99€); el aceite de girasol, donde la marca Carrefour en España cuesta 1,28€/l., mientras que en Francia es un 82% más caro (2,33€/l).

Los alimentos básicos son utilizados por las grandes cadenas de la distribución como “productos reclamo”, hundiendo deliberadamente su precio y provocando que, al inicio de la cadena, el agricultor no alcance ni a cubrir sus costes de producción. 

Carrefour tiene una cuota de mercado de cerca del 20% en España, por lo que, según UPA, su comportamiento marca la pauta del mercado.

Agronewscastillayleon 

Sección: