Agronews Castilla y León

Unión de Uniones de Agricultores y Ganaderos ha presentado este lunes un informe al Ministerio que sintetiza las principales mejoras que se deberían incluir en la versión inicial del Plan Estratégico de la PAC (que se ha aprobado este martes 28 en Consejo de Ministros y se enviaría a la Comisión Europea hoy, miércoles 29) si su intención real para el sector agrario es el de mejorar la situación de las granjas y explotaciones con mayor necesidad de apoyos.

Desde la organización consideran imprescindible que, para lograr una PAC equilibrada, se debe tener en cuenta que según datos del propio Ministerio la renta media de trabajo del agricultor es del 71,4% del salario medio de sectores económicos en España, por lo que sigue siendo vital el apoyo a las rentas de agricultores y ganaderos. Además, insisten en que este apoyo debe ser más intenso cuanta mayor proporción de los ingresos totales del agricultor o ganadero provengan de la actividad agraria, ya que en estos casos su renta va a estar mucho más por debajo del resto de sector que aquellos beneficiarios que no se dedican prioritariamente a la agricultura.

Siguiendo este diagnóstico, Unión de Uniones considera que, si en la próxima PAC se desea realmente una mayor protección de la viabilidad de la agricultura y la ganadería como medio de vida y motor económico en el medio rural, desde el Ministerio se debe apostar por una definición de agricultor activo enfocada prioritariamente en la figura del agricultor y ganadero profesional.

“Debido a que en la actual PAC el Ministerio de Agricultura no diseñó un apoyo suficiente hacia los agricultores y ganaderos profesionales, los que nos dedicamos a la agricultura y ganadería como fuente principal de nuestros ingresos hemos visto debilitada nuestra situación; siendo los más vulnerables a los riesgos de la actividad agraria recibimos un apoyo francamente insuficiente” indican desde la organización.

Para enmendar esta insuficiencia de apoyo, Unión de Uniones considera que la palanca clave para mejorar la situación es una definición de agricultor activo centrada en la figura agraria profesional, pero además de esta definición, ha planteado al Ministerio de Agricultura una lista de medidas que refuercen la posición de los mismos.

Entre otras modificaciones, la organización propone mecanismos compensatorios de los efectos negativos que tiene la convergencia obligatoria, así como la mejora del enfoque de la ayuda complementaria a la renta redistributiva para lograr su refuerzo.

En cuanto a la degresividad que en la versión inicial del PEPAC se propone desde el Ministerio para los ecorregímenes (anteriormente denominados ecoesquemas), los umbrales establecidos por el MAPA son “totalmente desacertados y desconectados de la realidad de los sectores agrarios” critican desde Unión de Uniones, y así, ponen el ejemplo de los herbáceos: El MAPA considera que en los ecorregímenes, el pago por las prácticas para este sector debe reducirse a partir de las 70 ha; si bien el mecanismo puede ser correcto, 70 hectáreas en herbáceos son totalmente insuficientes para que un agricultor pueda vivir únicamente de su actividad agraria, por lo que este umbral desincentiva completamente la adopción de ecorregímenes de la mayoría de los productores cerealistas y de cultivos herbáceos, advierten desde la organización.

“Esto pasa con otros tantos sectores y tipos de superficies, por lo que consideramos que estos graves errores deben corregirse si se tiene una mínima intención de adopción de estas prácticas” indican.

Con esta batería de propuestas, Unión de Uniones considera que la versión inicial del PEPAC sería mejorada para pasar el examen de Bruselas, al menos en sus aspectos primordiales de apoyo a los profesionales, si bien anuncia que “la labor de la organización dentro de la futura PAC no acaba aquí, y seguiremos trabajando hasta que acabe la reforma, siendo la próxima etapa la presentación de observaciones detalladas a la versión inicial del PEPAC para el 04 de febrero”.