Agronews Castilla y León

 

  • La organización estima que el volumen que este tipo de prácticas podría estar metiendo artificialmente en el mercado del vino podría rondar entre los 3 y los 5 millones anuales de hectólitros

  • La Agencia Tributaria cifra el posible fraude en cerca de 100 millones de euros por adulteración en la fabricación de vinos, aguardientes y brandys

     

 Unión de Uniones de Agricultores y Ganaderos se felicita de la operación llevada a cabo por parte del Juzgado de Instrucción nº 2 de Tomelloso, la Agencia Tributaria y la Guardia Civil en la operación Isolu para destapar el uso indebido de materias primas prohibidas en la elaboración de productos vitivinícolas y que confirmaría lo que la organización lleva tiempo denunciando.

Unión de Uniones destaca que detención de varias personas estarían corroborando las denuncias que desde la organización se han venido haciendo en estos últimos meses, tanto públicamente como a las administraciones competente, sobre sospechas fundadas de irregularidades en el sector.

Las investigaciones habrían puesto al descubierto una complicada trama para meter en la cadena vitivinícola isoglucosa o alcoholes no vínicos rectificados con el fin de producir vinos, aguardientes y brandis abaratando sensiblemente los costes, pero incumpliendo las normativas vigentes. Los beneficios que habrían sido así obtenidos de manera presuntamente fraudulenta alcanzarían los 97 millones de euros.

“Lo veníamos diciendo desde hace mucho tiempo y en muchos sitios: las cuentas no nos cuadran” señalan desde Unión de Uniones, que ha estimado que el volumen que este tipo de prácticas podrían estar metiendo artificialmente en el mercado del vino podría rondar entre los 3 y los 5 millones anuales de hectólitros, lo que sin duda tiene un efecto muy negativo sobre la situación de los precios.

La organización destaca que una de las prioridades de la que queda constancia en los documentos remitidos al Ministerio de Agricultura y también en las reuniones que ha mantenido con responsables de Comunidades Autónomas, es que había que levantar las alfombras y limpiar antes de tomar medidas drásticas para equilibrar el sector vitivinícola con perjuicios claros para los viticultores, como por ejemplo la limitación de rendimientos recientemente aprobada que prohíbe la vinificación de la uva de parcelas con rendimientos superiores a los 18.000 kg/ha para uva tinta y 20.000 kg/ha para uva blanca.

Desde Unión de Uniones se alienta a las autoridades a seguir investigando para erradicar del sector este tipo de comportamientos que alteran en mercado y acaban produciendo un tremendo daño a los productores y también a todos los operadores que se atienen a las normas y actúan correcta y honestamente y con los que la organización ha colaborado en cuanto ha podido para poner de relieve en dicha situación.

Tags: 

Sección: