Agronews Castilla y León

 

  • El sector agrario debe ya 75,4% de su renta y está endeudado por encima de lo que correspondería a su peso económico

Unión de Uniones de Agricultores y Ganaderos, tras las medidas aprobadas por el Gobierno de Pedro Sánchez el sábado 25 de junio, sigue considerando que, en su conjunto con las puestas en marcha con anterioridad, son insuficientes para permitir a los agricultores y ganaderos profesionales arrostrar la crisis actual.

El Gobierno ha lanzado hasta tres Reales Decretos Ley, el de sequía, el de Ucrania y el publicado este pasado lunes tras el Consejo del sábado, que contienen actuaciones destinadas al sector agrario consistentes en moratorias de las cuotas de seguridad social, reducción de módulos del IRPF, flexibilización de determinadas normas PAC, facilidades para financiación, y, como medidas de mayor impacto, un paquete de ayudas excepcionales de 362,5 millones para sectores afectados por el encarecimiento de los costes y una mejora de la dotación del seguro agrario.

Para Unión de Uniones las actuaciones previstas no hacen frente a la magnitud de las dificultades por las que atraviesan las explotaciones agrarias. Los aplazamientos de cuotas a la seguridad social no suponen ninguna ayuda real y las facilidades para acceder a nueva financiación son de dudosa eficacia en el sector agrario, que debe ya 75,4% de su renta y está endeudado por encima de lo que correspondería a su peso económico.

En cuanto al paquete de ayudas excepcionales, la organización señala que no compensan ni mínimamente el sobrecoste asumido por las explotaciones por el encarecimiento de los inputs durante 2021 y 2022 y, además, no discrimina positivamente a quienes más sufren la subida de costes, que son los profesionales del sector.

 

Es necesario mejorar las líneas de aseguramiento

Unión de Uniones señala que, de entre lo aprobado el sábado, lo único que tiene tintes positivos es el aumento de 60 millones de euros para las subvenciones al seguro agrario pero sólo si realmente se dedican a rebajar el coste de seguro.

En este sentido, la organización resalta que para ello será necesario modificar las líneas de aseguramiento y, además, que el sistema de seguros agrarios responda realmente a las necesidades de los agricultores y ganaderos. ”Al seguro agrario hay que darle un pensada, porque no puede ser que vaya evolucionando hacia un negociazo para algunos y cada vez sea menos útil para las explotaciones, sobre todo en algunos sectores”, insisten desde la organización. “Esta revisión de las subvenciones al seguro se debería haber puesto en marcha ya hace tiempo y es independiente de la presente crisis”, añaden.

 

El Gobierno de Sánchez no tiene verdadera voluntad de afrontar la gravedad del escenario actual

La organización se dirigió en su momento al Presidente del Gobierno Pedro Sánchez para poner de manifiesto la inconsistencia de las medidas puestas en marcha y reclamar un gasóleo profesional agrícola, la revisión de la regulación de la cadena alimentaria, bonificaciones fiscales para los gastos en inputs, el contrato eléctrico de temporada para el sector agrario y otras medidas.

Éstas, junto con otras, incluido un Fondo Extraordinario anticrisis de 1.000 millones de euros forman parte de las propuestas presentadas por la organización a los diferentes Grupos Parlamentarios. Unión de Uniones señala que el Gobierno no tiene verdadera voluntad de afrontar la gravedad del escenario actual. “Si la tuviera los partidos de gobierno no estarían bloqueando en las Cortes la tramitación de los Proyectos de Ley de medidas urgentes”, explican.

Unión de Uniones critica que están impidiendo que los grupos parlamentarios puedan presentar enmiendas para dedicar más fondos y poner en marcha nuevas medidas de apoyo al sector, porque temen que algunas encuentren la mayoría suficiente para salir adelante y esto, a juicio de la organización, es una prueba de que el compromiso del Gobierno con el sector agrícola y ganaderos no va más allá de los titulares de las ruedas de prensa en prime time.