Agronews Castilla y León

Unión de Uniones considera un agravio para los ganaderos la interpretación que hace la Administración del concepto "producto perecedero" en el sector agrario dentro de la ley de la cadena alimentaria, ya que obvia la Directiva europea relativa a las prácticas comerciales desleales en las relaciones entre empresas en la cadena de suministro agrícola y alimenticio.

Unión de Uniones señala que la interpretación que realiza la Administración sobre productos perecederos y no perecederos llega al absurdo, ya que, según la ley, si el producto es perecedero, debe pagarse a 30 días al productor, mientras que si no, se puede pagar a 60 días. En este contexto, la Administración considera que a los animales en vivo son producto no perecedero, y por tanto, supone un agravio para los ganaderos

La organización ya había denunciado en otras ocasiones que esta ley, que debía equilibrar las relaciones entre los diferentes elementos de la cadena y conseguir una distribución justa del valor de los productos agrarios, era más ambiciosa en los objetivos que en los instrumentos que se pusieron a su alcance para conseguirlos.

“Los ganaderos llevamos años trabajando por la mejora continua de las granjas afrontando todas las exigencias ambientales, sanitarias y de bienestar a favor de la calidad de los productos y de la imagen de la ganadería frente a unos consumidores cada vez más exigentes”, comentan desde Unión de Uniones. “Lo mínimo que se puede pedir a la Administración es seguridad jurídica para el apoyo en las negociaciones de las condiciones de venta y cobro de la producción”, añaden.

Unión de Uniones insta al Ministerio que rectifique en la interpretación del concepto ya que pone en peligro la viabilidad económica de las granjas en unos momentos ya de por sí complicados por los fuertes incrementos de los costes energéticos y del pienso.