Agronews Castilla y León

Unión de Uniones reclama a la Comisión Europea (CE), una vez Rusia ha confirmado que prorroga el veto a las importaciones de la Unión Europea un año más, que active ya las medidas previstas por la Organización Común de Mercado (OCM) de frutas y hortalizas en situaciones graves de perturbación del mercado. El año pasado, el anuncio a principios de agosto del veto ruso a las importaciones de la Unión Europea agravó la crisis de precios que ya sufría el sector del melocotón y la nectarina, y provocó la crisis de precios en manzana al inundarse el mercado europeo de manzana polaca que tenía como principal destino Rusia.

En el caso de los sectores afectados por el veto ruso, como la manzana, Unión de Uniones apuesta por suspender temporalmente las importaciones de manzana provenientes de países terceros, restituciones a las exportaciones para facilitar la apertura de nuevos mercados y una nueva autorización para retirar producto del mercado sin comprometer los programas operativos de las organizaciones de productores y que debería incluir incrementar el producto a retirar para distribución gratuita del 5% al 10%.También la cuota a retirar por parte Gobierno de España debería incrementarse, ya que las 8.700 toneladas otorgadas por la CE el año pasado para retirar manzana y pera se han mostrado claramente insuficientes para paliar los efectos del veto ruso en el precio de la manzana.

En el caso del melocotón y nectarina, la crisis sufrida el año pasado no fue causada por el veto ruso; por tanto, este año se verán los posibles efectos reales sobre este sector. Las medidas deberían ser las mismas a aplicar que en el caso de la manzana, y en ambos casos no deberían estar incluidas en el presupuesto de Agricultura ya que son consecuencias de decisiones políticas, que han causado y pueden seguir causando un perjuicio al sector agrario.

La organización recuerda una vez más que las medidas ordinarias que tienen las organizaciones de productores como retiradas del mercado, vendimia en verde o no cosechar son insuficientes, tal como ocurrió el año pasado, tanto antes, como después del veto ruso.

Sección: