Agronews Castilla y León
  • Pide al Ministerio que no caiga en contradicciones como la de decir que la situación que vivimos nos recuerda que la autonomía alimentaria es estratégica y después apueste por el producto importado.

Unión de Uniones lamenta que el titular de Agricultura, Luis Planas, considere más importante y prioritario importar cereal de otras partes del mundo como alternativa al de Ucrania que incrementar cuantitativamente lo que ya se produce a nivel estatal.

A la espera de conocer la resolución anunciada por el Ministerio sobre esta cuestión, que todavía no se ha hecho pública, la organización considera un error liberar a las importaciones de maíz en España de los requisitos de la Unión Europea (UE) y que no se permita incrementar su producción en el campo español, que, además, lo cultivará con los estándares europeos de producción, mucho más restrictivos de los que se pide a los productos importados en materia de seguridad alimentaria, calidad, respeto por el medio ambiente, biodiversidad , bienestar animal y seguridad laboral.

Por eso, Unión de Uniones reclama al ministro que rectifique, y que no deje de trabajar para que la UE flexibilice sus políticas para que permita el cultivo de maíz o girasol, para que pueda incrementar su capacidad productiva y así depender menos de las importaciones. En este sentido, considera que es necesario que los requisitos de las ayudas del pago verde de la PAC se ajusten a la realidad actual.

Asimismo, le pide que use la situación excepcional de sequía invernal para articular esta medida, que es de su competencia y permitiría la resiembra de parcelas donde el cereal de invierno ya se ha perdido, pero que las próximas lluvias permitirían algún cultivo de verano.

Como ya indicara Unión de Uniones en la reunión con el MAPA la semana pasada, la flexibilización en los criterios de importación deben responder al resultado de un balance detallado de stocks, previsiones de cosecha, necesidades por sectores, exportación y variación de las importaciones y previsiones de precios entre otros elementos relevantes; de este balance se obtendría qué cantidad se precisa importar de forma extraordinaria y que habría que facilitar su entrada para asegurar el suministro. Sin este balance y ajuste de la cantidad de cereal a importar, se corre el riesgo de permitir la entrada indiscriminada de cereal. Además, las partidas que entren bajo esta flexibilización deben asegurar en todo momento un control de la trazabilidad y control de la seguridad de estos productos.

Unión de Uniones pide al Ministerio que no caiga en contradicciones como la de decir que la situación que vivimos nos recuerda que la autonomía alimentaria es estratégica y después apueste por el producto importado, sin tener en cuenta otras medidas que sí van en la vía de mejorar la autonomía alimentaria de España.

Sección: