Agronews Castilla y León

Unión de Uniones, en una reunión mantenida ayer, 8 de marzo, con el Subsecretario del Ministerio de Agricultura planteó un catálogo de medidas, que permitan a las explotaciones agrícolas y ganaderas sobreponerse a la situación generada por la actual sequía y el encarecimiento de los costes de producción agravado por las consecuencias de la invasión rusa de Ucrania.

Unión de Uniones presentó propuestas que el Ministerio de Agricultura debería estar ya estudiando. “Al seguimiento de la evolución de los acontecimientos deber acompañar la previsión normativa y de recursos, para que las medidas se pongan en marcha inmediatamente en cuanto sea necesario, y en algunos sitios, ya lo es”, señalan desde la organización.

La organización puso sobre la mesa la necesidad de preparar financiación para la puesta en marcha de las ayudas necesarias mediante la creación de un Fondo Extraordinario de Sequía estatal y autonómico, el uso de los fondos de desarrollo rural y la activación de la Reserva de Crisis de la PAC, porque lo va a requerir “el desafío que representa la sequía, la carestía de los inputs no compensada por los precios en origen y los efectos en los mercados de situación provocada por la guerra de Rusia-Ucrania”.

Entre el catálogo de medidas presentado por Unión de Uniones se contemplan: condonaciones y exenciones o bonificaciones en cuotas a la seguridad social, fiscalidad o tasas de regadíos; derivar parte de los caudales ecológicos al riego tal como prevé la legislación; líneas de financiación a coste cero; flexibilización de la PAC y aplicación real del anticipo de pagos; y ayudas de mínimis para compensar las pérdidas por sequía y apoyar actuaciones para hacer resilientes a las explotaciones agrarias en esta situación. Unión de Uniones ha planteado también que debe prestarse especial apoyo a las explotaciones prioritarias, cuyos titulares son agricultores y ganaderos profesionales. 

Unión de Uniones también reclamó la puesta en marcha urgente del contrato de acceso eléctrico para el regadío con dos potencias eléctricas a lo largo del año. “Es inaudito que algo que está aprobado ya en dos leyes, siga sin aplicarse”, recuerda la organización que, además, ha presentado un contencioso administrativo por la inacción del Gobierno en este asunto.

Al margen de estas cuestiones la organización puso el acento en otras de carácter como la asunción por parte de las administraciones de su responsabilidad en la gestión de las sobrepoblaciones de fauna silvestre que intensifican sus ataques a los cultivos en épocas de sequía.

 

Ajuste preciso del balance de materias primas

Por otro lado, considera que cualquier flexibilización para garantizar abastecimientos que pueda adoptarse de los requisitos para la importación de materias primas en materia de OMG o límites de residuos máximos de materias prohibidas en la UE, debe condicionarse a que no se ponga en riesgo la salud de los ciudadanos europeos y españoles; pero también a un preciso balance previo de las necesidades que cuantifique “cuánto tendríamos que traer de fuera, de qué y para qué”. Unión de Uniones considera que se deben asegurar los abastecimientos, pero sin poner en riesgo el sector productor de herbáceos. que es estratégico por el déficit estructural de estas producciones en la UE.

Por otra parte, Unión de Uniones quiso resaltar la importancia del sector de la alimentación como un sector estratégico. “Putin ha venido a recordarnos lo mismo que ya hizo el COVID: la garantía alimentaria es primordial”, apuntan desde la organización. Por este motivo pide al Gobierno español y a las autoridades europeas una reorientación del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia en el que sólo un 1,8% se destina en España al sistema agroalimentario y pesquero, para que en sus objetivos tenga hueco esa prioridad.

De igual manera considera que el actual escenario debe obligar a la Unión Europea a posponer y revisar la hoja de ruta de implementación del Pacto Verde Europeo y, en especial de las estrategias, como “De la Granja a la Mesa” que inciden directamente en el potencial productivo de nuestro sector agroalimentario.

“Todos queremos que llueva y que la guerra en Ucrania acabe cuanto antes”, concluyen desde la organización “pero es obligación de todos los poderes públicos tener preparadas todas las medidas y ponerlas en marcha por si esto no sucede y reconducir sus políticas a la luz de los nuevos acontecimientos”.

 

Tags: