Agronews Castilla y León

 

  • La organización propone situar en 500 vacas en producción el límite entre granjas familiares y profesionales y explotaciones industriales

  • Mientras cierran las explotaciones medianas y pequeñas, crecen las de gran tamaño

Unión de Uniones de Agricultores y Ganaderos ha enviado al Ministerio su propuesta respecto al tamaño máximo de las explotaciones de vacuno de leche, tras las declaraciones de Planas sobre aprobar un real decreto de regulación del sector.

La organización agraria, que lleva trabajando mucho tiempo en la propuesta, ha ido recabando las posturas de los distintos territorios para definir cuál es el tamaño que deberían alcanzar las explotaciones para que las explotaciones familiares y de ganaderos profesionales puedan ser viables, y a su vez se limite la proliferación de macrogranjas de vacuno de leche, de miles de vacas en producción, con las que las explotaciones profesionales no pueden competir y son potencialmente grandes focos de contaminación y apenas generan empleo en el medio rural.

De cara a la elaboración de la propuesta, Unión de Uniones ha destacado que, según los datos del propio Ministerio, el elevado número de explotaciones que cierran, en torno a las 700 al año, no se dan de forma generalizada, sino que los datos muestran que mientras cierran las explotaciones medianas y pequeñas, crecen las de gran tamaño. Así, entre 2016 y 2020 el número de explotaciones con una producción mayor a los 8 millones de kg habrían aumentado en un 57%.

Teniendo en cuenta que se debe diferenciar entre explotaciones profesionales que tienen que crecer para mantener su viabilidad y grandes explotaciones industriales con las que el ganadero profesional no puede competir, la organización propone las 500 vacas en producción como valor límite para diferenciar entre ganaderías familiares y ganaderías industriales.

Hay que considerar que estas 500 vacas en producción suelen tener asociadas en la propia explotación a su reposición, por lo que a partir de esta cifra se estaría alcanzando dimensiones de 1.000 animales en la explotación, con las problemáticas en términos medioambientales y sanitarios que esto puede acarrear, no sólo a la propia explotación, sino a las de su entorno y al medio en el que se encuentre, argumentan desde la organización.

En su propuesta, Unión de Uniones puntualiza que, si bien el tamaño propuesto se ajusta a gran parte del territorio nacional, no excluye que Comunidades Autónomas que, por un sistema de producción diferenciado, como pueda ser en la cornisa cantábrica, consideren un tamaño menor de las explotaciones de acuerdo a su realidad productiva. “Esperamos que esta promesa del Ministerio de regular el sector realmente se cumpla, y, lo que es más importante, escuche y atienda a las necesidades del sector productor para la elaboración de este real decreto” apuntan desde Unión de Uniones, a lo que añaden “Si bien no nos podemos olvidar de que hay otros problemas importantísimos y que debemos trabajar, como por ejemplo la crisis de precios en la que está inmersa el sector, la falta de ordenación del tamaño de las explotaciones también afecta negativamente al sector y se debe legislar este asunto”.

Sección: