Agronews Castilla y León

 Unión de Uniones de Castilla-La Mancha considera que la Orden publicada por la Consejería de Agricultura modificando a la baja el importe de las ayudas a la agricultura ecológica con carácter retroactivo para 2015 ocasiona un grave perjuicio a los agricultores que el año pasado decidieron mantenerse en el programa confiando en los importes indicados en la normativa de bases.

La producción ecológica conlleva una pérdida de ingresos y unos costes adicionales que la misma Consejería de Agricultura ha calculado muy por encima de las ayudas previstas tras la modificación aprobada. Así, por ejemplo, en el caso de herbáceos la producción ecológica le ocasionaría al agricultor un sobrecoste anual de 315 €/ha., sobre el modelo convencional; mientras que la ayuda sólo sería de 100 €/ha., ocasionándole por lo tanto unas pérdidas de 215 €/ha. En Olivar y Viñedo, frente a una ayuda de 200 €/Ha., hacer agricultura ecológica representaría un sobrecoste anual del 416 €/ha., y de 366 €/ha., respectivamente y, en consecuencia, pérdidas de 216 y de 166 euros en cada uno de estos cultivos, por hacer agricultura ecológica.

Esto hace inviable económicamente que los agricultores puedan mantenerse en este sistema productivo. De hecho, la Consejería ha estimado que de los actuales aproximadamente 6.200 agricultores en ecológico en 2015, se pasaría a alrededor de 2.500 expedientes. Ello supondría un recorte sustancial de las casi 285.600hectáreas de agricultura ecológica que se hacen en Castilla-La Mancha; de ellas, unas 125.000 de herbáceos; más de 47.000 de viñedo y por encima de las 62.000 de olivar.

Los agricultores que el pasado año renovaron sus compromisos han incurrido ya durante la campaña en esos sobrecostes, por lo que la reducción de las ayudas a posteriori les supone un serio perjuicio económico y, por otro lado, se pone en entredicho el esfuerzo técnico y económico realizado por los agricultores y la inversión pública empleados en expandir este modelo productivo sostenible y de alto valor ambiental.  

Unión de Uniones de Castilla-La Mancha considera que aducir razones presupuestarias para realizar un recorte tan brutal de las primas, con los graves efectos que conlleva, es una incoherencia ahora que, precisamente, se están discutiendo los presupuestos de la Junta y de la Consejería de Agricultura e indica que, más que una falta de crédito presupuestario, es un menosprecio a los agricultores ecológicos sobre otras prioridades políticas.

Por tal motivo, la organización recurrirá la orden publicada y solicitará la suspensión cautelar de la misma ante el hecho de que su ejecución, es decir, la resolución de los expedientes en base a los nuevos importes de ayuda contemplados supondría para los afectados un perjuicio de imposible o difícil reparación.