Agronews Castilla y León

 

  • Las exportaciones a terceros países, principalmente a China, han impulsado al sector de capa blanca, mientras que para el ibérico y los lechones el año ha sido desastroso

  • De cara a 2021 se mantiene la incertidumbre y desde Europa pronostican que baje la exportación

Unión de Uniones de Agricultores y Ganaderos ha realizado un balance de 2020 del sector porcino y ha puesto sobre la mesa también las perspectivas de cara a 2021 teniendo en cuenta todas las incertidumbres a nivel sanitario y económico.

La organización considera que, si bien hay que tener en cuenta los problemas que han tenido tanto el lechón y el ibérico por el cierre de la restauración a causa del Covid-19, a nivel de porcino de capa blanca, el año 2020 ha sido más que positivo.

Unión de Uniones pone de manifiesto que, pese al cierre de la hostelería y las restricciones de la vida social para combatir la pandemia, en España el ritmo de producción en 2020 creció respecto a 2019, de enero a octubre del año pasado el sacrificio aumentó en un 6,8%, respecto al mismo periodo de 2019, alcanzando las 4.119.195 toneladas producidas.

Este incremento viene sin duda causado por las exportaciones a terceros países, concretamente a China por estar afectada de PPA y por el caso que saltó también en Alemania, principal productor europeo de capa blanca y competidor de España.

De enero a octubre de 2020 las exportaciones al gigante asiático desde España crecieron un 112% respecto al mismo periodo de 2019, según el MAPA.

El ibérico y el lechón, en números rojos

Unión de Uniones resalta que, por el contrario, respecto al ibérico y del lechón, el cierre de la hostelería desde marzo provocó un gran desplome de precios que ha afectado a la viabilidad de numerosas explotaciones.

Con esta situación de parón de la demanda, el sector ha tenido que intentar adaptarse: cebar parte de los lechones o mantener los animales en la explotación en caso de ibérico, aumentando significativamente el peso al sacrificio y los gastos de la explotación en una situación de precios muy bajos. ”A pesar de ello, estos animales han tenido que salir a mercado con una escasa demanda”, comentan desde la organización. “Sin lugar a dudas estos sectores cierran el año en números rojos”.

En cualquier caso, Unión de Uniones destaca que el sector sigue ganando importancia. En ocho años el peso del sector en la Producción Final Agraria ha pasado del 14,6% al 16,2%; con una producción final de 8.221,8 millones de euros en 2019, un peso que será notable en las cifras de 2020 respecto a otros sectores ganaderos más golpeados por la crisis ocasionada por el coronavirus.

De cara a 2021, Unión de Uniones pide cautela porque las perspectivas son muy diferentes respecto al año pasado, tanto por el COVID, el elevado riesgo de difusión de la PPA en la UE o la caída de la demanda del mercado chino.

Según la organización estas perspectivas tampoco auguran un futuro cercano para el ibérico y el lechón. “Las medidas contra la pandemia no parece que se vayan a levantar en unos meses, con lo que, al igual que el año pasado, fiestas tan importantes como la Semana Santa no supondrán grandes subidas en la demanda como años anteriores”, señalan.

Unión de Uniones reclama al Ministerio de Agricultura que impulse las relaciones con otros potenciales destinos de exportaciones. “China está dando pasos para mejorar su autoabastecimiento y tenemos que empezar a prepararnos ya para cuando ese mercado no absorba nuestro incremento de producción”, alertan desde la organización. También insiste en la necesidad del desarrollo de una normativa que regule el sector ganadero en integración para dar respuestas a la realidad de este modelo productivo, así como instrumentar medidas de apoyo a los sectores del ibérico y el lechón.

 

Sección: