Agronews Castilla y León

Unión de Uniones de Agricultores y Ganaderos, tras haber analizado los datos de índices de precios agrarios pagados y percibidos de diciembre de 2021 publicados por el Ministerio de Agricultura completando así el año, alerta de la tendencia que se está produciendo y que mina la rentabilidad de los productores.

Unión de Uniones resalta que los datos del Ministerio vienen a constatar lo que ya advirtiera en noviembre la organización sobre la una crisis de costes que se estaba dando que, si bien habría comenzado en el último trimestre de 2020, creció exponencialmente tras el primer semestre de 2021.

Asimismo, de los datos publicados se desprende que esta crisis la estarían asumiendo los productores, fundamentalmente por un mal funcionamiento de la cadena alimentaria que, como acusa la organización, seguirá perpetrando desequilibrios hasta no definir claramente la posición de dominio.

“La situación que estamos viviendo ahora ya se veía venir y el Ministerio lo tenía entre sus papeles” – comentan desde Unión de Uniones. -“Luego la guerra en Ucrania y la sequía han hecho que se diera, paradójicamente, la tormenta perfecta”, añaden.

En este sentido, la organización resalta que los inputs de uso corriente vieron de media un incremento en 2021 del 13,7% con respecto de los resultados de 2020, mientras que los precios percibidos solo de 9,0% con respecto de los resultados de 2020, con altos y bajos, dependiendo de cultivos y explotaciones, y en algunos casos ni si quiera han repercutido en los productores. Este último caso es el de la mayor parte del cereal, aceite, vino…, ya que el fuerte incremento de precios percibidos por sus productos sólo se ha registrado cuando la gran parte de la producción estaba ya en manos de los siguientes eslabones de la cadena alimentaria.

 

Algunos inputs han aumentado más de un 100%

Han sido pocos los inputs que se han mantenido en precio, como las semillas o los zoosanitarios, mientras que otros se han disparado, incrementándose el índice de precios pagados casi un 133% en el caso de los fertilizantes nitrogenados si se tiene en cuenta el incremento ocurrido entre enero y diciembre de 2021; o la electricidad con un 112%, no desmereciendo el aumento de otros inputs como el pienso para el porcino, input de uso diario, que se habría incrementado hasta un 24%.

Unión de Uniones señala que aunque algunos productos han aumentado, como los cereales, los tubérculos, los huevos o el ovino para abasto, el incremento ha sido menor que el de los costes de producción en la mayoría de los sectores

Unión de Uniones insiste en que no se ha trasladado buena parte de este incremento de costes a los siguientes eslabones de la cadena alimentaria, a costa de la rentabilidad de las explotaciones debido a un incorrecto funcionamiento de la cadena agroalimentaria, en definitiva, una pérdida de renta de los agricultores y ganaderos en 2021.

En este sentido, la organización afirma que estos datos confirman la necesidad de que el gobierno central y los autonómicos vayan más allá en las medidas que se han puesto en marcha para el sector, por ello Unión de Uniones está presentando a los Grupos Políticos una serie de propuestas que mejorarían el apoyo a los agricultores y ganaderos, prestando una especial atención a los profesionales.

Tags: