Agronews Castilla y León

Más de cien viticultores  de Unió de Pagesos  se han concentrado hoy, 4 de abril, ante el Barcelona Wine Week, en Barcelona, coincidiendo con el inicio de la feria, contra los precios extremadamente bajos que las bodegas pagan al agricultor por la uva y el vino.  La protesta se enmarca en la campaña del sindicato de movilizaciones continuadas en el territorio #LaPagesiaDiuProu, en protesta por el empeoramiento de las condiciones de trabajo en el campo y el estancamiento de las políticas dirigidas al sector.

Unió de Pagesos responsabiliza las grandes bodegas compradoras de uva y de vino de la grave crisis de precios y económica del sector productor y, especialmente, considera Henkell, propietaria de Freixenet desde el 2018, promotora de esta situación. Hay que recordar que el 2019 redujo el precio de compra de uva de 0,45-0,50€/Kg a 0,30€/Kg, alegando un aumento de stocks en el marco de la DO Cava, y a esta decisión se sumaron otras muchas bodegas.

La bajada progresiva de los precios ya no se ha rectificado todo y los bonos resultados de las grandes bodegas. Los precios de liquidación de cooperativas del Alt Penedès y del Camp de Tarragona son entre 0,16 y 0,28 € el kilo, en un contexto de costes de producción muy altos. El precio del vino pagado a las cooperativas también ha llegado a mínimos también al 2021, entre los 32 y los 64 céntimos el litro.

A raíz de esta situación, al viticultor no le es posible hacer inversiones de mejora ni hacer frente a los gastos de la nueva campaña. Unió de Pagesos denuncia que el agravio es todavía más desequilibrado si se tiene en cuenta que el precio al consumo de vino en Cataluña, según el Observatorio de la Viña, el Vino y lo Cava, es estable los últimos años. Mientras tanto, la uva se paga a menos del 10% del valor de venta al consumidor.

El sindicato reclama a las bodegas amparados por una DO que, de manera voluntaria, subscriban el compromiso de formalizar contratos de compra venta de uva y de vino con sus proveedores con precios por encima de los costes medianos de producción que publique el Departamento, y en la consejera Jordà y a la INCAVI, la defensa de los viticultores y viticultoras porque sean remunerados adecuadamente en el marco de las DO, y que investiguen de oficio las bodegas que paguen por debajo de los costes de producción. Además, exige a las administraciones que promuevan la modificación de la Ley de la cadena alimentaria porque defina una cuota de mercado de la posición de dominio a fin de que no arrastre a la baja los precios y que prohíba la reventa a pérdidas en los eslabones de la cadena.

Unió de Pagesosha puesto en marcha la campaña #PreuJustPerAlRaïm en las redes para denunciar, con ejemplos de marcas concretas, que tanto una botella de vino de tres euros como una de seis o de diez euros están elaboradas con uva pagada al campesinado con el mismo precio, entre 25 y 30 céntimos. Es fundamental que en el marco de las denominaciones de origen catalanas la uva y el vino se remuneren de forma que permitan al campesinado mantener su actividad.

Tags: 

Sección: