Agronews Castilla y León

Unió de Pagesos, junto con la Cooperativa Apícola Tarraconense, Apicultores Lleidatans, la Asociación de Apicultores de Barcelona, Apicultores Gerundenses y la Asociación Catalana de Apicultores piden al Ministerio de Agricultura más medidas para que el consumidor pueda decidir libremente los productos que quiere consumir, tales como información sobre si la miel ha sido previamente pasteurizada. La Comisión de Agricultura del Senado pidió el 13 de noviembre al Gobierno español que establezca la obligatoriedad de indicar en la etiqueta de los envases de miel el país o países de origen en la modificación del   Real Decreto 1049/2003 que debe aprobar la norma de calidad de la miel.

El sindicato considera que esta medida llega en un momento en que la venta al por mayor de miel ha quedado bloqueada por las importaciones, que se han visto favorecidas por la falta de transparencia en el etiquetado.

Hay que recordar que buena parte de la miel producida en España se exporta a otros países de la Unión Europea (UE), y que las grandes cadenas de distribución del país suelen comercializar miel importada, en muchas ocasiones pasteurizada. La pasteurización de ESTRU las propiedades biológicas de la miel y hace que se pueda encontrar en estado líquido durante más tiempo.

Para el sector apícola catalán, a estas indicaciones se debería añadir una campaña de divulgación para que el consumidor conozca qué implica la pasteurización y sepa valorar que una miel artesanal no ha sido pasteurizada.

Además, Unió de Pagesos y las asociaciones y la cooperativa apícolas catalanas piden que se realicen más analíticas para asegurar que la miel que se compra no está mezclada con otros azúcares o jarabes, con el objetivo de controlar una posible adulteración.

Sección: