Agronews Castilla y León

Unió de Pagesos ha trasladado al Departamento de Agricultura de la Generalitat de Cataluña, mediante una carta a la consejera, Teresa Jordà, medidas urgentes que necesita el sector del conejo para poder hacer frente a la crisis que sufre desde hace mucho tiempo, y ahora agravada, y que reiterará a la Mesa sectorial de mañana. El sindicato pide a Agricultura que se implique para que las administraciones catalana y estatal hagan cumplir las normas de competencia en el mercado, ya que el precio que perciben los productores, constante desde hace tiempo, no se corresponde con la oferta y la demanda teniendo en cuenta que hay menos producción. Hay que tener en cuenta que el número de plazas de conejos se ha reducido en Cataluña un 45% entre el 2009 y el 2019, y en el último año se ha producido un aumento importante de las exportaciones españolas (20,7%) y una fuerte reducción de las importaciones (-39,5%)

En este sentido, entre otras medidas urgentes, Unió de Pagesos reclama la creación del Observatorio de precios del conejo, ya que las prácticas contra las normas de competencia se detectarían más fácilmente. El sindicato recuerda que la Administración catalana no ha cumplido el compromiso de la creación del Observatorio de precios para el sector de los conejos, que formaba parte del Plan de Gobierno para la XII legislatura. Cabe recordar que los cunicultores catalanes han hecho inversiones para modernizar las explotaciones los últimos años y que no han sido compensados.

Unió de Pagesos también pide para el sector ayudas para hacer frente al encarecimiento de las materias primas, ya que el precio del pienso para engorde de conejos ha aumentado un 30% en un año, de 240 euros / t a 269,9 euros / t, y los altos costes de producción, así como la reactivación del Plan estratégico de promoción de la carne de conejo.

El sindicato también reclama la habilitación de las medidas de la Resolución 279 / XI del Parlamento, de septiembre de 2016, que instaban al Gobierno a establecer medidas urgentes para salvaguardar el sector del conejo de Cataluña y apoyar las iniciativas del sector para aplicar las condiciones del Real Decreto 1086/2020, de 9 de diciembre, que flexibiliza algunos aspectos de la normativa de higiene de los alimentos, mediante la creación de mataderos pequeños, de explotación u otros que favorecen la venta directa.

Cataluña fue referente estatal en este sector, tanto en producción, sacrificio como consumo, pero en la última década el sector ha tenido un gran impulso en Galicia y Castilla y León, y ha hecho una conversión hacia un modelo de integración, diferente de la producción tradicional, y que compite con precios con el modelo catalán. Estas circunstancias, junto con la disminución del consumo de conejo en los hogares catalanes al 38% entre el 2013 y el 2019, han supuesto una caída importante de la producción en Cataluña: en los últimos diez años se han cerrado un 36% de las granjas y las que aún continúan, trabajan a un 80% de su capacidad.

Sección: