Agronews Castilla y León

Unió de Pagesos, junto con Apicultores Lleidatans, la Asociación de Apicultores de Barcelona, Apicultores Gerundenses, la Asociación Catalana de Apicultores y la Cooperativa Apícola Tarraconense, insisten en la Administración en su obligación de compensar los daños y perjuicios que el abejaruco causa en los asentamientos apícolas.

 
Hay que recordar que el informe Afectación económica del abejaruco en el sector apícola en Cataluñaque Unió de Pagesos presentó el 26 de noviembre de 2020 a la Dirección General de Medio Natural cuantificaba unas pérdidas de 5,16 kilos de miel por colmena por los efectos del abejaruco. A esta cifra habría que sumar las vinculadas a otros productos derivados de la miel, como el polen, el propóleo, la jalea real y la cera, así como la ocasionada por los daños del abejaruco en las colonias de abejas. Estas cantidades se sumarán a la demanda que los apicultores afectados tienen previsto presentar, como en años anteriores, por el mismo motivo.
 
Las entidades reclaman al Departamento de Territorio y Sostenibilidad la recuperación de la línea de ayudas que ya había sido operativa entre el 2005 y el 2013, y que compensaba las pérdidas y perjuicios que causa el abejaruco en los asentamientos apícolas, teniendo en cuenta que este pájaro,Merops apiaster, es una especie protegida, y que la abeja de la miel, Apis mellifera, fue declarada especie de especial interés por su pureza que aún conserva en muchas zonas de Cataluña y del Estado.
 
Actualmente, los apicultores afectados por el abejaruco están obligados a presentar reclamaciones patrimoniales ante la Administración para reclamar los daños, en un proceso que es largo y costoso. También hay que recordar que el recurso administrativo de los expedientes presentados por una treintena de apicultores por los daños producidos por el abejaruco en 2017 ha sido denegado y ahora habrá que continuar la reclamación por la vía judicial.
 
Unión de Agricultores y las organizaciones apícolas catalanas denuncian que la negativa de la Administración a gestionar la compensación a través de la línea de ayudas sólo tiene por objetivo que los apicultores desistan de pedir la compensación de los daños por el exceso de burocracia. Hay que tener en cuenta que ya hay una sentencia favorable al sector de 2018 por unos daños que se denunciaron en 2014.

Sección: