Agronews Castilla y León

 

Unió de Pagesos hace una valoración positiva de la publicación reciente en el Diario Oficial de la Generalitat, de la Orden ARP / 145/2020, de 10 de agosto, por la que se aprueban las bases reguladoras de las ayudas de minimis destinadas a la mejora de los procesos productivos y de la eficiencia de la actividad de pequeños mataderos de ungulados domésticos. Esta regulación, reivindicada por el sindicato reiteradamente, beneficiará a los establecimientos alimentarios, fijas o móviles, destinados al sacrificio para el consumo humano de animales de las especies bovina, ovina, caprina, porcina y solípedos domésticos, y que sacrifican un máximo de 2.000 Unidades de ganado mayor (UGM) por año. Los beneficiarios pueden alcanzar una ayuda máxima del 50% del gasto subvencionable.

Unió de Pagesos ha dirigido desde hace años a las administraciones para advertir del cierre de muchos mataderos en Cataluña, o bien de su cambio de orientación, lo que contribuía a que determinadas especies no podían ser sacrificadas a una distancia razonable. La falta de mataderos supone muchas veces tener que transportar el animal a grandes distancias, con el consiguiente coste económico y de bienestar del animal. Los ganaderos, a veces, también se sienten obligados a vender sus animales a tratantes, con la pérdida económica que supone este hecho. Esta situación dificulta, o incluso puede llegar a impedir, el consumo de proximidad, y los consumidores locales no pueden acceder al producto fresco, cercano, e incidir positivamente en la economía de su zona.

Para el sindicato, la aprobación de esta ayuda es un paso adelante en esta dirección, pero considera urgente que las administraciones hagan un estudio de todo el territorio y añadan otras propuestas necesarias para dotar de este servicio tan imprescindible la totalidad del territorio.

Es necesario que el matadero, en la fecha de la certificación de la subvención, ya esté autorizado e inscrito en el Registro Sanitario de Industrias y Productos Alimentarios de Cataluña (RSIPAC) para la actividad objeto de la ayuda. Además, no puede superar un límite de sacrificio anual, según las especies, y debe mantener su actividad durante un mínimo de cinco años desde la certificación de la ayuda, salvo los casos de fuerza mayor.

Básicamente, se consideran gastos subvencionables la compra y la instalación de maquinaria y equipamientos, los gastos de redacción de proyectos, los gastos de las obras e instalaciones necesarias, la coordinación de seguridad y salud, la dirección de obras necesaria para llevarlas a cabo, informes técnicos y certificados oficiales necesarios, y los gastos derivados de la tramitación administrativa siempre que estén directamente relacionadas con la instalación de la maquinaria comprada o bien con el arreglo o reforma de instalaciones existentes. No se consideran subvencionables el alquiler ni la compra de terrenos y / o de los edificios en los que se tengan que hacer las inversiones objeto de estas ayudas.

Sección: