Agronews Castilla y León

Unió de Pagesos considera que la actual campaña de forraje ha sido positiva, a pesar de la reducción de 2.300 hectáreas de alfalfa cultivadas en Lleida respecto del año pasado. El inicio de campaña de comercialización se pudo realizar sin stocks en la industria deshidratadora, lo que favoreció un buen comienzo. En el sector del forraje desecado, a diferencia de las tres campañas consecutivas anteriores, con problemas de comercialización, ésta comenzó con los stocks justos.

El inicio de la campaña también estuvo afectado por las abundantes lluvias primaverales, que condicionaron la primera y la segunda siega, y como consecuencia, hubo mayor presencia de malas hierbas. A partir de la tercera cosecha la calidad se recuperó y las diferentes siegas se han realizado correctamente y con una buena calidad de la alfalfa. Sin embargo, las lluvias de las últimas semanas han incidido negativamente en la última siega, que aún no se ha podido realizar por la imposibilidad de entrar con maquinaria en las parcelas con el suelo encharcado.

Por otra parte, el incremento fijado por los Estados Unidos de hasta el 25% de arancel en la alfalfa que exportan a China ha supuesto una oportunidad para la alfalfa deshidratada en Cataluña. China utilizaba hasta ahora alfalfa de Estados Unidos secado al sol, que tiene una manipulación diferente a la del deshidratado, pero la formación dirigida a las empresas chinas en el uso del deshidratado que se ha hecho en Cataluña ha favorecido la exportación a ese país. Hay que recordar que hasta ahora el mercado chino era de difícil acceso para la industria deshidratadora, dado que el cambio de divisa hacía imposible competir con los precios de la alfalfa americano.

Este empuje del mercado chino, una vez ya se habían cerrado los contratos por parte de las deshidratadoras, ha permitido un buen comportamiento de los precios de la alfalfa en origen que se han ido manteniendo a lo largo de la campaña.

Unió de Pagesos considera que, teniendo en cuenta que la campaña de comercialización está funcionando correctamente y los contratos ya se habían firmado antes de la apertura del mercado chino, muchas de las cláusulas de bonificación extraordinaria que suelen constar en los contratos se podrían terminar formalizando y supondrían un incremento del precio en origen, en beneficio del agricultor.

Sección: