Agronews Castilla y León

Unió de Pagesos insiste en la directora de los Servicios Territoriales del Departamento de Acción Climática, Alimentación y Agenda Rural en Girona, Elisabet Sánchez, que declare la emergencia cinegética en las zonas críticas de las comarcas gerundenses que superan el umbral de 8 jabalíes por kilómetro cuadrado y que sufren daños reiterados, como establece la Resolución de vedas 2022-2023 , de acuerdo con el Plan Estratégico para el Control de Daños del Jabalí en Cataluña , presentado por el Gobierno el 4 de marzo de este año.

 
El sindicato pide al Gobierno que, de una vez por todas, aplique todas las medidas disponibles para reducir su densidad y que éstas se puedan aplicar de forma preventiva , especialmente en los puntosdonde hay conflicto entre campesinos y cazadores . Y todas también incluye la emergencia cinegética, un mecanismo que, a propuesta de Unió de Pagesos, tenemos al alcance desde 2014 ( Ley 2/2014, disposición adicional 23a ), y que habilita al Gobierno a ejecutar subsidiariamente actuaciones para reducir la fauna cinegética en los puntos donde se superan los umbrales establecidos por falta de actuación efectiva de los cazadores o si éstos han informado y justificado al departamento que no tienen capacidad para minimizar los daños y gestionar la sobreabundancia de jabalíes.
 
Unió de Pagesos considera inaceptable y una temeridad de que los Servicios Territoriales de Agricultura en Girona no activen la declaración de emergencia cinegética —considera que, por no confrontarse a los cazadores—, teniendo en cuenta que la peste porcina cada vez es más cerca y que las densidades de jabalí son incontestables (véase el mapa). FUENTE: Densidad interpolada. Temporada 2021-2022. Fuente: Generalitat de Catalunya Unió de Pagesos reconoce que no es una situación fácil de resolver. Precisamente por ello, exige que se destinen más recursos económicos y humanos , y todas las herramientas que tenemos a nuestro alcance, especialmente, cuando lo más caliente está en el fregadero en cuanto a la promesa ley catalana de caza. El sindicato considera que

 
no se puede delegar la gestión de la sobrepoblación de la fauna exclusivamente en los cazadores —cada vez son menos y no son profesionales, no viven de ello—, y que el Gobierno debe ser diligente y agarrar, de una vez por todas , las riendas de la situación, una situación que por el sindicato y por algunos especialistas ya puede decirse por su nombre: plaga.
 
Por último, conviene no olvidar que es el campesinado quien está asumiendo las consecuencias de este problema de país —como reconoce la propia Administración—, asumiendo los daños, realizando inversiones, haciendo cambios de cultivo o, incluso, dejando baldíos los campos porque, en algunos sitios, ya no sale a cuenta trabajar la tierra. La viabilidad de algunas empresas agrarias está en riesgo. La situación es realmente desesperante e intolerable y desgasta mucho a los profesionales agrarios, hasta tal punto que el sindicato se está planteando convocar movilizaciones.

Tags: 

Sección: