Agronews Castilla y León

Unió de Pagesos denuncia que la última propuesta del Plan estratégico estatal para la nueva Política Agraria Común [PAC] 2023-2027 del Ministerio de Agricultura perjudicará de manera importante al sector de los frutos secos porque no le permitirá competir en igualdad de condiciones para las exigencias de los ecoesquemas y por las condiciones de elegibilidad de las ayudas disociadas. El sindicato considera que el sector no se tiene en cuenta ni en la propuesta de ayuda asociada a los productores de secano en áreas con riesgo de desertificación ni en la de ecoesquemas dirigidos a los cultivos leñosos. Por este motivo, reclama que estas propuestas de ayudas planteadas se modifiquen en el Plan estatal de la PAC, por lo que el desnivel del terreno no sea el factor determinante para recibir las ayudas.

 
Unió de Pagesos alerta de que las condiciones de los ecoesquemes los que se podría acoger el sector de los frutos secos (superficies no productivas y elementos del paisaje, mantenimiento de cubiertas vegetales sembradas y mantenimiento de cubiertas inerte ys) están vinculadas a un importe diferenciado según el desnivel del terreno y al mayor riesgo de erosión. Hay que tener en cuenta que en Cataluña una gran parte de estas superficies de cultivo tradicional no están en zonas de pendientes elevadas y, por tanto, las primas serán inferiores que en otras zonas con los mismos compromisos de mantenimiento de cubiertas vegetales sembradas o inertes. En la práctica, comporta que esta ayuda directa ligada a compromisos medioambientales, cuyos fondos ahora forman parte de la ayuda de pago básico, dejarán de llegar al sector de los frutos secos de Cataluña (almendro, avellano y algarrobo).
 
En cuanto a la ayuda asociada al sector de los frutos secos, el Ministerio propone sustituirlo por una ayuda asociada a los productores de frutos secos de secano con riesgo de desertificación, pero sólo para parcelas de más del 10% de pendiente o en comarcas con menos de 300 mm de pluviometría media. Con estas restricciones, excluye de la ayuda a todo el avellano de regadío que hasta ahora lo percibía y la mayoría de almendro y de algarrobo de secano. Unió de Pagesos estima que de las aproximadamente 27.500 hectáreas de frutos secos que fueron beneficiarias de la ayuda en 2020, poco más de 13.500 hectáreas podrían beneficiarse de la nueva ayuda. 
 
Ante estas evidencias, el sindicato exige al Ministerio que rectifiquen los textos presentados, de modo que tanto los ecoesquemas como la ayuda asociada para los frutos secos recojan las plantaciones de almendro, avellano y algarrobo tradicionales, de bajo rendimiento, que son mayoritarios en Cataluña y contribuyen al equilibrio territorial ya la economía de las zonas rurales, produciendo frutos secos de calidad.
 
El sindicato también pide al Departamento que interceda ante el Ministerio para que éste replantee la propuesta, ya las dos administraciones que trabajen para recuperar la ayuda al Estado para superficies de frutos secos que contempla la Organización Común de Mercados [OCM] de productos agrarios, de hasta 120,75 € por hectárea, para las superficies tradicionales de frutos secos y con peligro de abandono.

Tags: 

Sección: