Agronews Castilla y León

Unio de Pagesos considera que es imprescindible que la gestión de las campañas agrarias se haga sobre la base de un modelo de contratación responsable socialmente. Es necesario que el campesinado disponga de la mano de obra necesaria para llevar a cabo su tarea, que es capital para garantizar la alimentación de la sociedad, y hay que hacerlo atendiendo a las necesidades de las personas trabajadoras en las campañas agrarias.

El sindicato constata el esfuerzo que está llevando a cabo el sector agrario, ante la crisis sanitaria ocasionada por la Covidien-19, para garantizar a los trabajadores los protocolos sanitarios de movilidad y las medidas de prevención en los campos, centrales y alojamientos. Como cada año, y este año más que nunca, el campesinado trabaja para minimizar los riesgos durante la campaña.

Para Unió de Pagesos, la gestión de la campaña agraria debe partir de una buena planificación de las necesidades de mano de obra y priorizar la contratación de proximidad. A través de la Fundación Agricultores Solidarios, ha establecido convenios con más de 50 entidades públicas y privadas para el establecimiento de una bolsa de trabajo con personas cercanas a las poblaciones donde se desarrollan las campañas agrarias. Cuando la proximidad no es factible, asegura la organización de la llegada, acogida y retorno de las personas trabajadoras, y garantiza el alojamiento en las mejores condiciones.

El sindicato insiste en que es imprescindible evitar la movilidad sin un contrato de trabajo garantizado, lo que provoca que las personas que no tienen las autorizaciones necesarias no puedan trabajar y se cree un problema social en las principales localidades de recolección de la fruta. En este sentido, es imprescindible que las administraciones competentes atiendan las necesidades sociales de estas personas, que en muchas ocasiones, por falta de documentación, no podrán trabajar en la campaña.

Unió de Pagesos considera imprescindible dotar de herramientas a las personas trabajadoras que, tanto desde el punto de vista formativo, como en el asesoramiento social y laboral, puedan tener la mayor estabilidad temporal a través de un sistema de concatenación de campañas,

El sindicato gestiona desde hace años un modelo que de forma integral da respuesta a las dos necesidades, la de la agricultura y la de las personas temporeras, para que la contratación sea responsable socialmente. No es aceptable que algunas malas praxis pongan en cuestión el esfuerzo de la mayor parte del campesinado. Este modelo, año tras año, se constata como el único sistema viable para gestionar de forma eficiente, ordenada y responsable las sucesivas campañas agrarias que se desarrollan en nuestro país, siendo por este hecho, un referente a seguir.

Sección: