Agronews Castilla y León

Unió de Pagesos valora muy positivamente que el Departamento de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación (DARP) haya publicado, finalmente, la norma que aprueba la ayuda destinada a compensar las pérdidas económicas de las explotaciones vinícolas debido a la plaga de mildiu durante la campaña 2020-2021. El sindicato celebra la decisión del Departamento de aceptar la propuesta de Unión de Campesinos de permitir el acceso a la ayuda a partir del 35% de descenso de producción en vez de hacerlo a partir del 45%, como planteaba inicialmente la administración.

El Departamento ha establecido, también, una priorización de las explotaciones en función del nivel de afectación de modo que, a mayor afectación, más prioridad en el acceso a la ayuda y mayor importe. En este sentido, el sindicato pide a la administración catalana que destine el presupuesto necesario para cubrir todas las solicitudes y los importes solicitados.

Hay que recordar que este año el sector vitivinícola está sufriendo las consecuencias directas de la Covidien-19 por las dificultades en las exportaciones y también en el consumo interno en el canal HORECA (hostelería, restauración y cafetería), y que las empresas compradoras de uva y de vino en Cataluña están pagando la cosecha por debajo de los costes de producción. Por tanto, la excepcional afectación del hongo del mildiu no ha facilitado nada la mejora de las perspectivas en las explotaciones catalanas que basan su economía en la producción de uva y de vino.

Ayudas pendientes del golpe de calor

Unió de Pagesos recuerda, también, que el DARP no ha aceptado la propuesta del sindicato de aprovechar esta línea de ayudas para compensar los viticultores afectados por el golpe de calor de julio del 2019 en las comarcas del Priorat, Ribera d'Ebre y la Terra Alta. El sindicato valora muy negativamente que se haya así excluido estos productores de ningún tipo de apoyo, ya que no han podido acceder a la adecuación del IRPF y ahora ni siquiera se quiere ayudar a que, individualmente y de forma contrastada, sufrieron una reducción significativa de su producción.

Por ello, Unió de Pagesos quiere poner de manifiesto que este es un tema que queda pendiente de resolver y que habría que articular una nueva línea de ayuda que compense a estos viticultores, ya que ENESA y Agroseguro tampoco han modificado el seguro de la uva para compensar adecuadamente las pérdidas derivadas del golpe de calor. De este modo, los viticultores del Ebro no han visto cumplida ninguna de las reclamaciones que presentaron hace más de un año.

Tags: 

Sección: