Agronews Castilla y León

Unió de Pagesos alerta del aumento de costes de producción en las granjas integradas, y estima que en las de aves de engorde el sobrecoste puede superar el 40% respecto a la media de los años anteriores, con una gran incidencia del combustible ( calefacción en invierno y refrigeración en verano). En cuanto a la integración en porcino y vacuno de carne, irán aumentando los gastos cuando los ganaderos se vayan adaptando a las exigencias medioambientales (gestión de las deyecciones y de las reducciones de emisiones); y en puesta, la incidencia que tendrá en los próximos años la posible eliminación de las jaulas.

El sindicato, que trasladó esta cuestión a los responsables de Acción Climática, Alimentación y Agenda Rural en una reunión el 14 de diciembre con la secretaría de Alimentación y su responsable, Carme Mòdol, logró que se comprometieran a velar por el buen funcionamiento de los contratos de integración después de reclamarlo a la Administración hace años. El Departamento anunció que pondría en marcha un plan de control de los contratos escritos en el que se verificará el precio, pago y plazos y sanciones en caso de incumplimiento. Aunque la modificación de la Ley de la cadena alimentaria no ha incluido todas las demandas del sindicato, permite establecer sanciones en caso de incumplimiento de estos tres puntos.

Unió de Pagesos también pidió que este plan de control anunciado incluyera la revisión del contenido mínimo de los contratos de integración.

El Departamento también se comprometió a asumir la petición del sindicato para incluir la titularidad de los animales en las guías de movimiento, en las que, hasta ahora, sólo constaba el nombre del ganadero, ya que todas estas medidas sean efectivas a principio de año .

Unió de Pagesos insiste desde hace tiempo en pedir la creación de un observatorio de precios de las granjas integradas para conocer con datos fiables los costes de producción y la remuneración recibida, cuestión que trasladó igualmente a la reunión con Agricultura el 14 de diciembre . El sindicato también reclamó una mayor implicación del Departamento en la figura del mediador en el régimen de integración.

Durante este año, el sector de integración de Unió de Pagesos ha presentado las demandas del sindicato a los representantes de las empresas integradoras de porcino, aves de corral y vacuno de carne.

Cabe recordar que el régimen de integración ganadera ha permitido un complemento a la renta agraria de muchas fincas agrícolas, ha ayudado al arraigo en el territorio y ha logrado un alimento de calidad, seguro ya un precio asumible para el consumidor.

En Cataluña, en una parte importante de las granjas porcinas (el 75%), avícolas (95%) y, en menor medida, las de vacuno de carne (25%) trabajan bajo el régimen de integración.

La integración ganadera es el acuerdo entre una empresa, en este caso la integradora, y el ganadero, el integrado. En este acuerdo, entre otras cuestiones, la integradora suministra los animales, el pienso y, si fuera necesario, medicamentos. El ganadero integrado cuida a los animales y les da alojamiento durante el período de engorde o del ciclo reproductivo, según la granja y la especie, a cambio de una remuneración que puede ser un tanto por animal o según el rendimiento de los animales.

Cataluña es el único territorio en el ámbito estatal que tiene una norma que regula el régimen de integración. La ley determina obligaciones y responsabilidades de cada una de las partes y un contenido mínimo del contrato de integración, pero no establece sanciones en caso de incumplimiento.

Sección: