Unidas Podemos rechaza los macroproyectos fotovoltaicos

Agronews Castilla y León

7 de febrero de 2022

photovoltaic solar system solar energy solar module solar cell power plant

Unidas Podemos ha reivindicado en el municipio vallisoletano de Renedo de Esgueva un modelo distribuido de producción de energía solar mediante subvenciones directas para la instalación de paneles solares en edificios y viviendas particulares, así como exigir a toda nueva construcción que se proyecte con estas instalaciones de autoconsumo energético. «Sería ese un modelo mucho más eficiente y razonable que los grandes macroproyectos de huertos solares en suelos agrícolas, que suponen un alto impacto paisajístico y ambiental», en palabras de María Sánchez, número dos de la candidatura de Unidas Podemos por Valladolid.

Precisamente, se ha generado en Renedo un movimiento vecinal contra los proyectos de parques fotovoltaicos Hornillos I y Hornillos II, promovidos por INVER GENERACIÓN 14 SL y que ocuparían un total de 86.862 hectáreas. «Proyectos que se sumarían a los otros dos huertos solares ya presentes en la localidad, que se situarían junto al casco urbano y haciendo barrera con la urbanización Puerta de Casasola», ha recordado Sánchez. La iniciativa vecinal señala que «estarían en una zona que las propias Directrices de Ordenación del Territorio consideran de interés paisajístico, en pleno valle, junto al Sendero Verde». «Podrían afectar al área de campeo de la pareja de águila imperial del Valle Esgueva», explican, por lo que han pedido al ayuntamiento que se oponga a la declaración de interés público que justifique la autorización de uso excepcional en suelo rústico.

«Muchos de estos proyectos están siendo dados de paso por la Junta de Castilla y León sin tiempo para que los técnicos puedan estudiar adecuadamente el impacto que pueden producir en el entorno», ha comentado Sánchez. «Desde Unidas Podemos consideramos imprescindible aumentar la plantilla de técnicos para que se puedan analizar con suficiente detalle este tipo de actividades de gran impacto en las zonas rurales», ha dicho, «y que tienen difícil vuelta atrás».

Según ha apuntado Sánchez, «Unidas Podemos apuesta por potenciar el autoconsumo y por aprovechar las cubiertas de edificios públicos y privados para la instalación de placas para la generación de energía solar fotovoltaica y térmica». Así, el programa electoral de la formación incluye «la creación de una empresa pública castellanoleonesa de energías renovables, que sería responsable de promover la instalación de paneles solares en inmuebles públicos». Dicha empresa pública se encargaría, además, «de ofrecer ayudas a pymes, autónomos y familias para que puedan hacer lo propio en tejados de locales, naves y viviendas.

La candidata de Unidas Podemos a las Cortes de Castilla y León ha puesto como ejemplo la experiencia del Ayuntamiento de Valladolid, «donde no solo se ha generalizado el uso de placas solares en los edificios municipales, sino que a partir de este año 2022 se va a fomentar la creación de comunidades energéticas en diversos barrios de la ciudad en colaboración con asociaciones vecinales y comunidades de propietarios». «De este modo», ha avanzado Sánchez, «los vecinos y las vecinas se podrán conectar a la red a partir de las placas instaladas en azoteas municipales, un modelo a generalizar para fomentar las energías renovables sin generar otros impactos ambientales».

«Los huertos solares suponen matar moscas a cañonazos», ha declarado Sánchez. «Hemos vivido durante décadas de espaldas a la mayor y más limpia fuente de energía que tenemos, en un país especialmente apropiado para aprovechar la energía solar», ha lamentado. «Pero ahora se pretende paliar esa carencia con grandes macroproyectos en nuestro medio rural, que solo tienen sentido en término de maximización de beneficios para las grandes empresas del sector». En opinión de Sánchez, «resulta mucho más razonable la distribución de la producción a través del autoconsumo, pero el impulso de ese modelo debe ser a partir de una empresa pública que no piense en el beneficio económico, sino en el beneficio social y ambiental».



Share This