La convocatoria de la Asamblea Anti-Fracking de Las Merindades, apoyada por los 150 colectivos que conforman Asociaciones Las Merindades y las organizaciones agrarias COAG, UPA, UCCL y Asaja, ha sido todo un “éxito”. Alrededor de 4.000 ciudadanos han recorrido esta mañana las calles de Medina de Pomar para mostrar su rechazo a la fractura hidráulica, al mismo tiempo que para exigir a la Junta de Castilla y León y al Gobierno Central que no autoricen los proyectos de exploración solicitados en la zona norte de la provincia, entre ellos, los de BNK España para los permisos de Sedano y Urraca.

La presidenta de No Fracking Francia ha leído un comunicado sobre lo que ha vivido durante su visita a Estados Unidos

Al grito de ‘Fracking no, ni aquí ni en ningún sitio’, los participantes han mostrado su preocupación por la utilización del fracking para la extracción de gas pizarra, insistiendo en que se trata de una técnica muy peligrosa para el medio ambiente y para la salud de los ciudadanos, porque contamina el agua, el aire y la tierra. El portavoz de Asociaciones Las Merindades, José Ignacio Angulo, reconoce que hay mucho miedo y mucho cabreo entre los ciudadanos, que ven cómo se les ignora mientras se pone en riesgo el futuro del medio rural, simplemente para satisfacer intereses económicos de empresas y gobiernos.

Apoyo francés

Desde las organizaciones agrarias también critican que se intente “desprestigiar” e incluso “criminalizar” todas las acciones de protesta, y a sus promotores, y recuerdan que disponen de suficiente información para avalar su rechazo al fracking. Numerosos son los casos de daños irreparables ocasionados por esta técnica de extracción utilizada en otros países, como Estados Unidos, algunos de los cuales han sido explicados por Elisabella Bourgue, presidenta de No Francking Francia, que ha participado en la manifestación de Medina.

Bourgue ha visitado  Pensilvania (EE.UU), explica Yolanda Martínez, y ahí ha podido comprobar de primera mano los efectos “nocivos” de la fractura hidráulica para el medio ambiente y la salud. Además, la francesa les ha informado de cómo está la situación en su país, donde existe una prohibición gubernamental para el desarrollo de cualquier proyecto de prospección o de extracción de hidrocarburos no convencionales a través de esta técnica, conseguida por la presión ciudadana. Una posición que desde la Asamblea y el resto de los convocantes sería la que tendría que asumir el Gobierno Central y la Junta de Castilla y León.

Ahora y después de las elecciones

Critican que el PP en la Diputación y ayuntamientos se oponga al fracking, pero no lo haga en los parlamentos autonómico y nacional

Otro de los mensajes lanzados durante la manifestación de esta mañana es que los ciudadanos no se van a dejar “engañar”, ni por las instituciones ni por los partidos políticos. No vale declarar la provincia libre de fracking, como hizo a principios de abril la Diputación Provincial, y luego ver que los representantes del Partido Popular por Burgos en el Senado votan en contra de una moción del PSOE que rechaza la fractura hidráulica, aseguran. Y lo mismo se podría decir para alcaldes que en sus municipios se oponen a las prospecciones, pero luego no lo demuestran en las Cortes de Castilla y León.

Por eso, ‘Fracking no, ni ahora ni después de las elecciones’ ha sido también otro de los eslóganes coreados, junto con ‘Senadores del PP, nos vemos en las urnas’. Martínez está convencida de que en la próxima cita electoral se van a producir cambios importantes en la composición de los ayuntamientos de las zonas afectadas por los sondeos exploratorios, porque la gente está cansada de que se les diga una cosa, pero se haga la contraria. Así que la manifestación de esta mañana se plantea también como “un toque de atención”, para que los políticos sepan que “no nos vamos a dejar engañar por palabras y gestos vacíos” de instituciones y políticos.

Patricia Carro - www.burgosconecta.es

Sección: 

Provincias: