En la última semana la ganadería de los hermanos Herránz Aparicio, ubicada en Navalperal de Pinares, ha sufrido tres ataques que han tenido como consecuancia la muerte de tres animales, uno de los terneros muertos tenía una semana de vida, y las otras dos reses tenían entre tres y cuatro meses.

Desde UCCL Ávila se lamenta que la Junta de Castilla y León todavía no haya realizado la batida en esta localidad y anunciada en la reunión mantenida el pasado 16 de mayo con el Servicio Territorial de Medio Ambiente.

Agronewscastillayleon

 

Sección: 

Provincias: 

Archivos adjuntos: