Agronews Castilla y León

Un total de 120 profesionales han participado en la jornada formativa en espectáculos taurinos organizada por el Colegio de Veterinarios de Valladolid, en la que se puso especial énfasis en la función de vigilancia el bienestar animal que deben desempeñar los facultativos en los festejos populares, antes, durante y después de su celebración, para garantizar el cuidado correcto del ganado de lidia.

Paula Martínez Ros, profesora de la Facultad de Veterinaria de la Universidad Cardenal Herrera-CEU de Valencia y directora de su granja experimental, subrayó en su ponencia el papel de los veterinarios para asegurar el bienestar de los animales destinados a este tipo de festejos.

Así, se refirió aspectos como el transporte desde la finca de origen a la localidad donde se desarrolla el espectáculo, la estancia en corrales habilitados con sombra donde los animales tengan acceso a agua y alimento, los tiempos de salida al espacio exterior y los descansos, el tipo de suelo... y la observación en todo momento del comportamiento del animal.

“Con su actuación, el veterinario vigila la integridad del espectáculo y el cumplimiento de la normativa, también desde el punto de vista de la sanidad animal, que es básico para la salud pública”, señaló la ponente, quien destacó la importancia de la colaboración con las autoridades competentes, como los Ayuntamientos y la Guardia Civil. 

Anatomía para herir

La sesión anterior, con el título “Biomecánica del acornear del toro de lidia”, corrió a cargo de Francisco Hernández Alejandro, veterinario de la plaza de toros de Cáceres, quien explicó con todo detalle cómo utiliza un astado su anatomía para inferir cornadas, a partir de un estudio realizado por la Junta de Extremadura para formar a médicos y cirujanos destinados en enfermerías y UVIs móviles.

“Aunque no hay dos cornadas iguales, sí existen diferentes tipos desde el punto de vista de la biomecánica del toro, que tiene en cuenta patrones cinéticos como la velocidad y la aceleración en los movimientos del animal, tanto del cuerpo como de la cabeza, para valorar cómo penetra el pitón en el cuerpo”, apuntó el ponente, quien subrayó la valiosa información que supone para los médicos cuando van a atender a un herido por asta de toro.

Al comienzo de la jornada, Juan Arnáiz, en representación de la comisión taurina colegial, comentó las novedades en el protocolo para la solicitud y participación como veterinario de servicio en los espectáculos taurinos en año 2023 –solicitud de compatibilidad, suspensiones, plazo de solicitud,- y destacó que en la temporada de 2022 la provincia de Valladolid contabilizó 748 festejos taurinos: 33 de tipo formal (corridas, novilladas, rejones...) y 713 populares.

Sección: