Agronews Castilla y León

Un grupo luso-brasileño está plantando 2.000 hectáreas de almendros en la región portugesa de Beira Baixa. El objetivo es llegar a las 5 mil hectáreas. El proyecto contempla además la instalación de una fábrica de procesamiento de almendra.

Más de 3 millones de almendros y 2.000 hectáreas de terreno, repartidas en cinco fincas ubicadas en dos municipios del interior portugués, Fundão y Idanha-a-Nova. La inversión de 50 millones de euros en el almendro que el grupo luso-brasileño está germinando en la región de Beira Baixa es uno de los más grandes proyectos agrícolas jamás llevados a cabo en el distrito de Castelo Branco y acaba de ser reconocido por el Gobierno portugués como PIN (Proyecto de Potencial Interés Nacional) - un estatuto que distingue los emprendimientos de impacto relevantes en el país, que promueven el desarrollo económico, social, tecnológico y de sustentabilidad ambiental.

Cuando la plantación está totalmente instalada y la producción a través de velocidad crucero, de estos campos van a salir 4 mil toneladas de almendra, todas de variedades tradicionales mediterráneas. Se trata de la primera fase de la inversión de Veracruz que, en el futuro, y mediante la apertura de capital a otros inversores, pretende llegar a las 5 mil hectáreas de almendros implantadas.

"Nuestra misión es hacer de Portugal un jugador importante en el sector de los frutos secos en Europa. Debido a sus características de suelo y clima, Portugal tiene todo el potencial para ser asumido como una referencia importante en el cultivo de almendras, que se centra ahora en California, responsables del 80% de la producción total. Por otro lado, por su ubicación geográfica, estamos muy cerca de los consumidores, ya que Europa responde por más del 40% del consumo global"

 

El emprendimiento de Veracruz prevé, además, para 2021, la instalación de una fábrica de descascarillado y procesamiento de almendra en la misma región, en una inversión de 6,5 millones. Con capacidad para recibir y transformar la producción de otros productores locales, garantizándoles canales de flujo, esta unidad permitirá atraer otras inversiones en almendro para aquellos municipios y rehabilitar terrenos abandonados, promoviendo el desarrollo económico y social de la zona.

Sección: